Enzo Ferrari

Enzo Ferrari (1898-1988), conocido popularmente como Il Commendatore, fue piloto de carreras antes de convertirse en uno de los más célebres fabricantes de automóviles del mundo. La escudería que creó con su apellido se ha identificado frecuentemente con los vehículos automotores de las más altas prestaciones.

Enzo Anselmo Ferrari nació en Modena, Italia, el 18 de febrero de 1898. Desde sus primeros años demostró una profunda afición por los automóviles. Tras servir en la I Guerra Mundial actuó como piloto de pruebas de una pequeña compañía automovilística y en 1920 comenzó a correr como piloto de carreras para Alfa Romeo. Diversos problemas de salud minaron su rendimiento en esta especialidad.

En 1929 fundó la escudería Ferrari, inicialmente encuadrada en Alfa Romeo, casa con la que siguió compitiendo hasta su retirada como piloto en 1932. La relación con Alfa Romeo se interrumpió definitivamente en 1939, cuando Ferrari inició los preparativos para fabricar sus propios vehículos como empresa independiente. Terminada la II Guerra Mundial, completó sus primeros automóviles de competición, que pronto sobresalieron por sus avanzadas prestaciones. En el transcurso de la contienda, la fábrica de la marca se había trasladado desde su ubicación original en Modena a Maranello.

Durante la década de 1950, los Ferrari obtuvieron importantes éxitos en las competiciones del Campeonato Mundial de Fórmula Uno. En 1951 uno de estos vehículos obtuvo la primera victoria de la marca en el Gran Premio Británico. En 1952-53, conquistó el campeonato. Paralelamente, la escudería comenzó a producir una gama de vehículos deportivos de elevada gama que destacó por su avanzado diseño y su reconocida calidad en los componentes y en la facilidad de conducción.

La reputación de Ferrari se cimentó en su exitosa trayectoria en los campeonatos de Fórmula Uno. Con pilotos a los mandos como Juan Manuel Fangio, Mike Hawthorn, Phil Hill y John Surtees, la escudería obtuvo varios campeonatos mundiales durante la década de 1950 y principios de la de 1960. En estos años, la crisis financiera del sector llevó a Enzo Ferrari a negociar con la compañía Fiat la venta de su división de automóviles deportivos.

Il Commendatore permaneció en la presidencia de la compañía hasta su retirada formal en 1977. No obstante, en los años siguientes conservó una intensa influencia en sus iniciativas estratégicas y deportivas. Alejado progresivamente del núcleo de decisión de la empresa, Ferrari asistió durante este período a los triunfos de dos de los mejores pilotos de la historia de la escudería: el austríaco Niki Lauda y el sudafricano Jody Scheckter.

Enzo Ferrari falleció en su ciudad natal de Modena el 14 de agosto de 1988, a los noventa años de edad.