Ciencias sociales

    Conjunto de ciencias que, desde diferentes ópticas analizan la actividad humana en todos aquellos aspectos no tratados por las ciencias naturales. Forman, junto a las humanidades y las ciencias naturales o experimentales, las tres principales ramas del saber.

    Las ciencias sociales nacieron a finales del siglo XVIII y sobre todo en el XIX, en un intento de aplicar la metodología científica de la física o las matemáticas en el ámbito de las producciones materiales e inmateriales de la sociedad: la historia, el comportamiento social, etc. Denigraban, en cierta medida, la subjetividad que por entonces rodeaba a las humanidades, a las que acusaban de escaso empirismo a la hora de analizar el comportamiento del ser humano en sociedad.

    A partir de entonces se comenzaron a desarrollar diferentes disciplinas como la sociología, la antropología, la demografía, etc., en las que el método científico se tomaba como punto de partida. Tras diversos y fallidos intentos por hallar las leyes universales que regulaban al ser humano como ser social (tal y como hacía la física con los fenómenos naturales), tuvieron que reconocer la imposibilidad de ello, contentándose con la aplicación del empirismo en la recogida de datos y su análisis más que en sus conclusiones.

    Esto favoreció sin duda a las denostadas humanidades, las cuales pudieron aplicar a partir de entonces los mismos procedimientos que las ciencias sociales de tal forma que, hoy en día, existe cierta controversia sobre la diferenciación entre las mismas ya que ambos conjuntos de disciplinas son prácticamente interdependientes.

    A pesar de ello, se puede realizar una cierta diferenciación entre las ciencias sociales puras y las que no lo son. Al primer grupo pertenecerían disciplinas como la economía, la sociología, la demografía o la antropología así como aquellas otras ciencias derivadas o relacionadas (etnografía, geografía humana, etc.). Al segundo ámbito pertenecerían disciplinas que si bien se encuadran en el ámbito de las humanidades o ciencias naturales, pueden adoptar enfoques propios de las ciencias sociales como son la historia económica o social, la sociolingüística o la psicología social. Por último, existen algunas ramas difícilmente catalogables dentro de los tres campos básicos del saber como es el caso del derecho; en estos casos, se suele optar por incluirlas dentro del terreno de las ciencias sociales.