Organización de Estados Americanos

Organización internacional creada en 1948 por iniciativa de los Estados Unidos con el fin de promover la seguridad en el continente americano y evitar la intervención en el mismo de potencias de otros continentes. Está integrada por todos los países independientes de América excepto Cuba, cuya participación fue suspendida en 1962 y que, pese a haberse levantado la suspensión en 2009, se mantuvo al margen de la organización.

Orígenes y miembros

La OEA se creó sobre la base de la doctrina Monroe, comúnmente resumida en la frase «América para los americanos» y sobre la estructura de la Unión Panamericana, a la que estos principios habían dado lugar en el año 1910. Tras finalizar la Segunda Guerra Mundial, los Estados Unidos tomaron la iniciativa para crear un sistema de seguridad en el continente, lo cual fue posible ya que, mayoritariamente, los países americanos habían colaborado con el bando aliado durante la guerra. El 30 de abril de 1948, durante la IX Conferencia Panamericana, 21 países firmaron la Carta por la que se creaba la Organización de Estados Americanos, también conocida como Pacto de Bogotá. El Director General de la Unión Panamericana se convirtió en Secretario General de la OEA. La Carta firmada en 1948 fue modificada por el Protocolo de Buenos Aires, suscrito en 1967, y posteriormente por los Protocolos de Cartagena de Indias (1985), Washington (1992) y Managua (1993). Estas modificaciones han suscitado en ocasiones el desacuerdo de algunos países miembros, de lo cual han dejado constancia en declaraciones adjuntas a los protocolos.

A partir de 1967 la OEA comenzó un proceso de ampliación con la integración de nuevos países que habían alcanzado la independencia. La incorporación de Canadá en 1990 y de Belice y Guyana un año después significó la inclusión de todos los Estados americanos en la organización, a excepción de Cuba, cuya participación quedó suspendida desde 1962, como consecuencia del triunfo de la revolución de 1959 liderada por Fidel Castro. En este sentido cabe explicar que la OEA había nacido en el contexto de la guerra fría, bajo el liderazgo de los Estados Unidos, como una estructura que evitara la alineación de los países americanos en el bloque socialista. Posteriores cambios políticos, como el que tuvo lugar en Nicaragua tras el triunfo de la revolución sandinista, originaron tensiones en el seno de la organización, pero, al contrario de lo que había ocurrido con Cuba, no provocaron la suspensión de ninguno de sus miembros. En la actualidad, forman parte de la OEA 34 países y sus instituciones trabajan en cuatro lenguas oficiales: inglés, español, portugués y francés.

La suspensión de Cuba como miembro de la OEA se prolongó entre 1962 y 2009. En este último año, la Asamblea General de la organización dejó sin efecto la resolución que había excluido a la nación caribeña de la OEA. Este dictamen no significaba la reinclusión automática de Cuba en el organismo, sino que dejaba abierto el camino hacia un diálogo entre las partes destinado a procurar esta reintegración. Sin embargo, el Gobierno cubano rehusó tomar parte en las negociaciones y se mantuvo al margen de la OEA.

Por su parte, Honduras fue suspendida temporalmente en su participación en este organismo entre 2009 y 2011, a raíz del golpe de Estado que puso fin a la presidencia al frente de esta república de Manuel Zelayay obligó a este mandatario a huir al exilio. La suspensión se prolongó hasta la recuperación de la normalidad política en Honduras con la celebración de elecciones democráticas en el año 2011.

Objetivos

La OEA constituye un organismo regional dentro de la Organización de Naciones Unidas. Sus objetivos, según quedan expresados en la Carta de la OEA, son lograr un orden de paz y de justicia, fomentar la solidaridad entre sus miembros, robustecer su colaboración y defender su soberanía, su integridad territorial y su independencia.

Las controversias internacionales que puedan surgir entre sus miembros deberán ser sometidas a los procedimientos de solución pacífica señalados en la Carta, como son la negociación directa, la mediación o el procedimiento judicial. Asimismo se establece que «toda agresión de un Estado contra la integridad o la inviolabilidad del territorio, o contra la soberanía o la independencia política de un Estado americano, será considerada como un acto de agresión contra los demás Estados americanos».

Junto a estos objetivos relacionados con la defensa, se proclamaron también otros de tipo político relativos a la defensa de la democracia. En este terreno, que ha generado un extenso debate en el seno de la organización, el Protocolo de Washington estableció que un miembro de la organización cuyo Gobierno democráticamente constituido sea derrocado por la fuerza podrá ser suspendido del ejercicio del derecho de participación. En opinión de algunos países, como México, que presentó una declaración en este sentido con ocasión de la firma del Protocolo de Washington, no es aceptable que se den al organismo regional poderes supranacionales para inmiscuirse en asuntos internos de los Estados.

En el terreno económico se han incluido ciertos principios que deben regir las políticas de los países miembros, como son la igualdad de oportunidades, la eliminación de la pobreza extrema o la distribución equitativa de la riqueza.

Estructura

La estructura organizativa de la OEA tiene como órgano supremo a la Asamblea General, formada por representantes de todos los países (normalmente los ministros de Asuntos Exteriores o los jefes de los Estados miembros), que se reúnen una vez al año en una sede seleccionada conforme al principio de rotación. Sus funciones fundamentales son decidir la acción y la política generales de la organización, aprobar el presupuesto y fijar las cuotas con las que contribuyen los Estados miembros.

Existe un órgano específico para tratar problemas de carácter urgente y de interés común para los Estados, la Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores, cuyas reuniones no tienen una periodicidad fija, sino que son convocadas exclusivamente cuando se plantea una necesidad especial. Cualquier país miembro puede pedir que se convoque la Reunión de Consulta.

El Consejo Permanente de la organización depende directamente de la Asamblea General. Está formado por un representante de cada país, nombrado especialmente para este cargo con la categoría de embajador. Sus funciones son ejecutivas de los mandatos de la Asamblea y su sede está en Washington (EE.UU.). Para cumplir su misión, el Consejo Permanente cuenta con varias comisiones, como la Comisión General, Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Comisión de Asuntos Jurídicos y Políticos, Comisión de Asuntos Administrativos y Presupuestarios, Comisión de Seguridad Hemisférica, Comisión de Gestión de Cumbres Interamericanas y Comisión de Participación de la Sociedad Civil en las Actividades de la OEA.

La Secretaría General es el órgano central y permanente de la Organización de los Estados Americanos, que realiza funciones administrativas y cuya sede se encuentra también en Washington. El chileno José Miguel Insulza fue elegido secretario general en 2005.

El Consejo Interamericano para el Desarrollo Integral, que también depende de la Asamblea General, tiene como finalidad promover la cooperación entre los Estados americanos y contribuir a la eliminación de la pobreza crítica.

Existen también una serie de organismos especializados que son instituciones intergubernamentales establecidas por acuerdos multilaterales, cuyas funciones son de interés común para los Estados miembros. Estos organismos especializados son los siguientes: Comisión Interamericana de Mujeres, Instituto Indigenista Interamericano, Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura, Instituto Interamericano del Niño, la Niña y Adolescentes, Instituto Panamericano de Geografía e Historia y Organización Panamericana de Salud.

Acciones de la OEA

Desde el fin de la Segunda Guerra Mundial se han producido varios conflictos internacionales entre Estados americanos en los que ha intervenido la OEA. En 1965 apoyó la intervención de los Estados Unidos en uno de los países miembros, la República Dominicana, para evitar la toma del poder por los partidos de izquierdas. En 1969 la mediación de la organización ayudó al rápido fin de la llamada «guerra del fútbol», que enfrentó a Honduras y El Salvador.

En la nueva situación internacional surgida tras la caída del bloque socialista, la OEA ha comenzado a encaminar sus acciones hacia el sostenimiento de sistemas democráticos en los países americanos. La iniciativa de las Cumbres de las Américas, que desde 1998 cuenta con un departamento específico en la OEA, ha supuesto un mayor hincapié en el fortalecimiento de la democracia y la protección de los derechos humanos como objetivos de la organización.

Esquema de la Organización de Estados Americanos

Por iniciativa de Estados Unidos, en 1948 se crea la Organización de Estados Americanos (OEA), cuyo principal objetivo será promover la seguridad en el continente americano y evitar la intervención hostil de potencias extranjeras.

En la actualidad, la Organización está integrada por todos los Estados independientes de América excepto Cuba, cuya participación fue suspendida en 1962, como consecuencia del triunfo de la revolución liderada por Fidel Castro.