Trascendentalismo

    El trascendentalismo es una corriente del pensamiento iniciada por el pensador estadounidense Ralph Waldo Emerson en la primera mitad del siglo XIX, y consiste, a grandes rasgos, en una búsqueda del conocimiento de lo sagrado y lo absoluto a través de la intuición directa de la naturaleza.

    El trascendentalismo tiene su origen en las filosofías de como Immanuel Kant y los idealistas románticos, como Fichte y Schelling.

    Según Kant, el sujeto no conoce los objetos del mundo en tanto que tales, sino que sólo tiene acceso a su vertiente fenomenológica. Las condiciones a priori que el entendimiento aplica a los datos que recibe a través de los sentidos transforman la cosa en fenómeno, en objeto situado en el espacio y en el tiempo en virtud de la forma de ser del sujeto. En consecuencia, las cosas del mundo sólo son en la medida en que son objetos percibidos.

    Posteriormente, Fichte tomó estas nociones elementales del pensamiento kantiano para desarrollar su idealismo trascendental, según el cual el yo entiende el mundo en términos de oposición, como no-yo, como mera representación que es superada por el sujeto.

    Luego Schelling aplicó estos conceptos a la naturaleza y habló de la intuición directa del mundo como reflexión del sujeto, que alcanza su propio ser y lo divino gracias a la conciencia.

    Ralph Waldo Emerson hizo uso de estas filosofías para elaborar su trascendentalismo, que tenía como fin superar la grave crisis a la que se enfrentaba la iglesia de Harvard. Según esta corriente, el individuo, por sí mismo, al margen de otras mediaciones y gracias a la intuición directa de la naturaleza, podía acceder a otro plano ontológico, de orden sagrado y absoluto.

    Así, el trascendentalismo supone una mezcla del panteísmo propio de los románticos y los idealistas y las ideas más elementales del hinduismo. Asimismo, reconoce la existencia de una suerte de energía cósmica y se reconoce la muerte como el paso hacia la aprehensión definitiva y completa del ser.

    El ideario básico del trascendentalismo se halla recogido en un largo discurso pronunciado por Ralph Waldo Emerson: The Divinity School Adress, en el que asume la mayor parte de los planteamientos de la filosofía kantiana para llegar a un idealismo trascendental de corte romántico.