Premio Abel

    Galardón internacional concedido por el rey de Noruega a uno o varios matemáticos destacados. Fue instituido en 2002 por el Gobierno de Noruega y debe su nombre al matemático noruego del siglo XIX Niels Henrik Abel, nacido 200 años antes. Es coloquialmente considerado el «Premio Nobel de las Matemáticas».

    La dotación económica del Premio Abel se eleva a 6 millones de coronas noruegas, una cantidad cercana al millón de dólares, que deben dedicarse a la financiación de ulteriores investigaciones. El Premio Abel se complementa con el Holberg de humanidades, servicios sociales, leyes y teología. Su primer receptor fue el matemático francés Jean-Pierre Serre.