Aplicaciones para celulares (apps)

    Las aplicaciones para celulares son programas informáticos desarrollados para su utilización en dispositivos móviles, en particular teléfonos inteligentes y tabletas. También se conocen como app (en plural, apps), una abreviatura del término inglés application software.

    Las apps para celulares, a diferencia de otros programas o aplicaciones de software de uso genérico en computadoras de sobremesa o portátiles, son diseñadas de forma específica o preferente para dispositivos móviles. Por lo común, no se ofrecen a los usuarios de forma aislada ni se preinstalan en sus terminales de telecomunicación, sino que suelen distribuirse a través de plataformas especializadas que reciben el nombre genérico de tiendas de aplicaciones (en inglés, apps stores).

    La eclosión de la industria de los teléfonos inteligentes (smartphones) desde la década de 2000 se vio reforzada con la aparición de computadoras de bolsillo de uso táctil, como las tabletas. Esta confluencia dio origen al surgimiento de un mercado de extraordinaria proyección para el diseño de aplicaciones. Las primeras que se comercializaron entre el gran público estaban dirigidas a mejorar la productividad del dispositivo, a ampliar sus utilidades y a facilitar sus capacidades de manejo y recuperación de información. Las herramientas características de una agenda electrónica, las apps de información meteorológica con detalle local o las asociadas a la navegación por redes sociales y de contactos se situaron entre las primeras apps para celulares que encontraron una excelente acogida entre los usuarios.

    No obstante, las posibilidades de desarrollo que admitía el entorno tecnológico y la pujanza de la industria de los dispositivos móviles propiciaron muy pronto un aumento exponencial de estas aplicaciones. Los grandes fabricantes del sector, con las empresas multinacionales estadounidenses Apple, Google o Microsoft a la cabeza, iniciaron una carrera por adquirir un catálogo extraordinariamente amplio de posibilidades en sus tiendas de aplicaciones. Para ello contaron con la colaboración de un ingente número de profesionales informáticos. En la actualidad, estos programas existen en una variedad y multiplicidad extraordinarias, muchos de ellos gratuitos y otros muchos descargables por un pago único o una cuota.

    Las compras y el entretenimiento es un sector de aplicaciones para celulares que cuenta con un elevado número de usuarios. En él se encuadran desde acceso a los catálogos y escaparates virtuales habituales del comercio electrónico a videojuegos y aplicaciones educativas para niños y jóvenes o de consulta de todo tipo de contenidos lúdicos. Existen asimismo apps muy útiles para el aprendizaje de idiomas y de contenidos educativos en general, para facilitar el cultivo de aficiones (fotografía, vídeo o cualquier otro hobby) o de consulta de obras de referencia. Otras son utilidades que facilitan al usuario las actividades de la vida cotidiana, desde servicios de despertador, búsqueda de taxis y consulta de horarios de medios de transporte a consejos prácticos sobre cualquier desempeño de la vida corriente.

    Por otra parte, los sistemas de navegación, posicionamiento geográfico y asistencia para viajes conforman un importante sector de apps para celulares. Estas aplicaciones pueden tener un contenido eminentemente práctico (búsqueda de lugares de interés, de rutas preferidas, etc.), lúdico o educativo como sería, por ejemplo, un planisferio ilustrado de las estrellas y las constelaciones del firmamento visibles en cada franja horaria. La práctica del deporte se enriquece con apps que recogen los datos del desempeño físico del deportista y la del senderismo, con la propuesta de rutas e hitos singulares en las redes de caminos e infraestructuras.

    A todo lo anterior se añaden plataformas y herramientas típicas de navegación por Internet, acceso a redes sociales virtuales, aplicaciones de contactos, consulta de noticias, prensa y revistas, televisión y radio o acceso a contenidos musicales. La relación de posibilidades sería interminable. Prácticamente cualquier actividad humana realizada en la actualidad cuenta con aplicaciones para teléfonos celulares que ayudan a quienes la realizan a ampliar sus fuentes de documentación, acompañamiento, vigilancia y ejecución.