Geología

Ciencia dedicada al estudio de la materia sólida de la Tierra, su composición, estructura, propiedades físicas, los procesos que le dan forma y su historia. Se trata de una de las ciencias de la Tierra. Su nombre proviene de las palabras griegas geo (tierra) y logos (estudio). La geología planetaria, o astrogeología, es una rama de la geología dedicada a determinar la estructura y composición de otros cuerpos del sistema solar.

La labor de los geólogos ha permitido, entre otros logros, establecer la edad de nuestro planeta: unos 4,6 billones de años; determinar que la litosfera terrestre se encuentra dividida en placas dotadas de movimiento relativo, desplazándose sobre la materia plástica del manto, y localizar valiosos yacimientos de carbón y petróleo, así como de otros recursos naturales de tipo mineral.

Principios

A la hora de desempeñar su labor, los geólogos se basan en una serie de principios, destinados principalmente a determinar las edades relativas de las rocas. El principio de intrusión se refiere a intrusiones de rocas en el seno de otras de diferente tipo y afirma que la roca intrusiva siempre es más joven que la que la alberga. Cuando se encuentra una roca ígnea, por ejemplo, en forma de plutón alojado en una masa de roca sedimentaria, se puede decir, basándose en este principio, que la roca ígnea es más joven que la sedimentaria.

El principio de corte es el referido a las fallas o cortes del terreno: una falla siempre es más reciente que el terreno donde se encuentra. Así, si se halla una serie de estratos sedimentarios afectados por una falla y, sobre ellos, otros no afectados, la falla es más joven que los estratos que corta, pero más antigua que los que se encuentran íntegros.

Cuando cuerpos ajenos a un tipo de roca, inclusiones, son hallados en la misma, aquéllos siempre son más antiguos. Sucede, por ejemplo, con fragmentos rocosos que quedan atrapados en lechos sedimentarios, o con rocas arrastradas por el magma y que posteriormente se alojan en el interior de las rocas ígneas, resultantes del enfriamiento y solidificación de dicho magma.

El principio de uniformidad afirma que los procesos geológicos que tienen lugar en la actualidad son los mismos que han venido sucediendo durante toda la historia del planeta.

Referente a la formación de estratos sedimentarios, los sedimentos siempre se disponen, inicialmente, de forma horizontal. Puede suceder sin embargo que, posteriormente, cuando el estrato ya se ha compactado, sufra la acción de fuerzas externas que lo hagan plegarse y/o fracturarse. El principio de superposición se refiere, precisamente, al orden relativo de los estratos: cuanto más abajo se encuentran en una secuencia, más antiguos son. El principio de continuidad lateral afirma que todos los sedimentos dispuestos a lo largo de un mismo estrato pertenecen a la misma época geológica. El principio de sucesión faunística ayuda a datar las rocas mediante los restos fósiles almacenados en las mismas.

Subdivisiones

Son diversas las ramas o subdisciplinas de las que dispone la geología. Las siguientes son algunas de las más destacadas.

Mineralogía.Se ocupa del estudio de los minerales.

Cristalografía. Dedicada al estudio de las estructuras cristalinas.

Estratigrafía. Es una de las ramas más importantes de la geología, puesto que se centra en el estudio e interpretación de las rocas sedimentarias estratificadas. Uno de los principales aspectos de su labor es la correlación de los estratos: la determinación de sus edades relativas.

Gemología. Es la parte de la geología dedicada al estudio de las gemas, importantes por su gran valor económico.

Geología del petróleo. Se ocupa de la localización de yacimientos de este crucial recurso energético.

Geología económica. Contribuye a la búsqueda de recursos minerales susceptibles de ser explotados. La extracción de los mismos recibe el nombre de minería.

Geología estructural. Es la rama de la geología dedicada al estudio de las estructuras presentes en la corteza terrestre.

Geología histórica. Su campo de trabajo es la determinación de las transformaciones que ha experimentado la Tierra, desde el momento de su formación hasta nuestros días.

Paleontología. Es una rama a medio camino entre la geología y la biología. Estudia los restos fósiles a fin de averiguar la historia de la vida en nuestro planeta. Por otra parte, tales fósiles ayudan a la datación de las rocas donde aparecen.

Otras de las numerosas ramas de la geología son la sismología, la vulcanología, la sedimentología, la petrología, la geoquímica, la geofísica y la hidrogeología.

Historia

Los primeros escritos sobre geología se remontan a la Grecia clásica, como el Peri lithon (Sobre las piedras) de Teofrasto, obra que ha sido tomada como referencia durante siglos. Ya en el siglo XI, el persa Abu al-Rayhan al-Biruni, hombre de ciencia versado en numerosas disciplinas, se dedicó al estudio de la geología de la India. En la misma época, el chino Shen Kua formuló una hipótesis acerca de la formación de estructuras geológicas, para lo que se basó en sus observaciones de conchas marinas fósiles almacenadas en estratos situados a gran distancia del océano. Propuso que la Tierra se formaba a partir de la erosión de las montañas y la posterior deposición de los sedimentos. En el siglo XVI, el alemán Georgius Agricola redactó De re metallica, obra capital en la historia de la geología, donde abordó además temas de minería, como la extracción, refinado y fundición de minerales metálicos, entre otros muchos. Un siglo más tarde, el geólogo danés Nicolas Steno formuló los tres principios fundamentales de la estratigrafía: el de la disposición horizontal, el de superposición y el de continuidad lateral.

James Hutton, geólogo escocés del siglo XIX, es considerado el padre de la geología moderna. En 1785 hizo pública su Teoría de la Tierra, en la que afirmó que la edad de nuestro planeta debía de ser bastante superior a la que hasta ese momento se suponía. De otro modo, las montañas no habrían dispuesto del tiempo necesario para erosionarse y dar lugar a sedimentos que, a su vez, formaron nuevas rocas. Los seguidores de Hutton fueron conocidos como plutonistas, ya que participaban de la creencia de que algunas rocas tenían su origen en la lava arrojada por los volcanes, posteriormente enfriada y solidificada. A ellos se opusieron los neptunistas, para quienes todas las rocas procedían de un antiguo océano, el nivel de cuyas aguas descendió con el transcurso del tiempo.

El principio de uniformidad, de acuerdo al cual los procesos geológicos que actúan en la Tierra poseen un carácter continuo e invariable, y han actuado durante toda la vida del planeta, fue formulado en 1830 por el escocés Sir Charles Lyell en su obra Principles of Geology (Principios de geología). En oposición a esta idea, el catastrofismo afirmaba que la estructura de la Tierra es el resultado de una serie de catástrofes aisladas, acaecidas en el pasado remoto, y que permanece inalterada desde entonces.

Durante el siglo XIX, una de las principales fuentes de debate geológico fue la datación de la Tierra. Ya en el siglo XX, uno de los mayores avances en la materia fue la formulación de la teoría de las placas litosféricas, la cual revolucionó el conjunto de las ciencias de la Tierra. El estadounidense Frank Bursley Taylor, el alemán Alfred Wegener y el británico Arthur Holmes fueron algunos de los investigadores que contribuyeron a su desarrollo.