Paleoclimatología

    Ciencia dedicada al estudio de las características climáticas de la Tierra a lo largo de la historia. Se trata de una rama de la paleogeografía, al igual que la climatología es una rama de la geografía. Se dedica a investigar las variaciones que el clima ha experimentado durante el pasado en nuestro planeta, los motivos de tales cambios y a determinar las condiciones climáticas en cada periodo de la historia. Sus investigaciones han permitido afirmar que el clima del planeta ha experimentado una sucesión de periodos fríos y cálidos.

    Las fuentes de información de la paleoclimatología son diversas. Unas de las más importantes son los glaciares. En las partes más profundas de los mismos se pueden encontrar restos de polen que ayudan a determinar la cantidad y tipo de vegetación existente en el momento en que fueron depositados, y, en función de ello, el clima del lugar. Por otro lado, el grosor de las capas de hielo correspondientes a diferentes años facilita información sobre la cantidad de precipitaciones ocurridas en ese periodo de tiempo. También se puede encontrar en los glaciares copos de nieve atrapados, en el interior de los cuales se encuentran almacenadas muestras de aire susceptibles de ser analizadas para determinar su composición.

    Otras fuentes de información son el estudio de los yacimientos de rocas sedimentarias, notables almacenes de datos sobre el pasado, donde perviven rastros del clima del periodo en que los sedimentos se depositaron, como por ejemplo fósiles; el estudio de los marcas de crecimiento en árboles o en partes duras de invertebrados; de paleorrelieves de glaciares, desiertos y corrientes fluviales, y de medidas físicas, como el paleomagnetismo.