Pleistoceno

    Primera de las dos épocas en que se divide el periodo cuaternario. Comenzó hace unos 1,8 millones de años y finalizó hace unos 11.500 años. Abarca las últimas glaciaciones que la Tierra ha experimentado, si bien éstas comenzaron a finales de la época anterior, el plioceno, por lo que algunos investigadores han propuesto la ampliación del margen de tiempo que cubre el pleistoceno a fin de incluir la totalidad de las glaciaciones. Se divide en pleistoceno inferior, medio y superior, a la vez que dispone de numerosas subdivisiones más, basadas en los diferentes registros fósiles hallados.

    Durante el pleistoceno los continentes cubrieron los apenas cien kilómetros que les quedaban para alcanzar las posiciones que actualmente ocupan. La época se vio caracterizada por las repetidas glaciaciones que experimentó el planeta, durante las cuales casi el 30% de la superficie del globo llegó a cubrirse de hielo, que alcanzó los 40 grados de latitud. Más allá del límite helado se prolongaba una franja de permafrost de varios cientos de kilómetros de anchura. Se estima que la temperatura en el borde helado era de unos -6 ºC, mientras que en el límite del permafrost rondaba los 0 ºC. Había glaciares en lugares como la actual Etiopía y las montañas del Atlas. La capa de hielo poseía espesores entre los 1.500 y los 3.000 m, causa por la que sus sucesivas formaciones y deshielos provocaban, respectivamente, importantes descensos y subidas del nivel de los océanos. En las zonas libres de hielo abundaban lagos de grandes dimensiones, debido a la falta de vía de desagüe (puesto que se encontraban congeladas) y al reducido nivel de evaporación atmosférica, a causa de las bajas temperaturas reinantes.

    Hubo cuatro grandes glaciaciones, que se alternaron con periodos interglaciares. Tanto las fases de glaciación como las intermedias se corresponden en las diferentes regiones del mundo, si bien reciben nombres distintos. En la región de los Alpes, por ejemplo, las glaciaciones se denominan Günz, Mindel, Riss y Würm; mientras que las fases interglaciares son Günz-Mindel, Mindel-Riss y Riss-Würm.

    Tanto la fauna marina como la continental eran básicamente similares a las actuales. Durante este periodo comenzó el fenómeno de extinción que causó la desaparición de grandes mamíferos o megafauna, como los mamuts, los mastodontes y los osos cavernarios, y que concluiría en el holoceno. También los neandertales desaparecieron en el pleistoceno. El ser humano se desarrolló hasta su estado actual.