Carbonatos

    Minerales que incluyen en su composición el anión (CO3)2-. Éste es la base alrededor de la que se estructuran los carbonatos y es responsable de buena parte de sus propiedades. Los aniones (CO3)2- poseen forma triangular, con el átomo de carbono en el centro y los tres oxígenos en los vértices de un triángulo equilátero, unidos mediante fuertes enlaces.

    Los carbonatos se dividen en tres grupos: el de la calcita (carbonato cálcico perteneciente al sistema hexagonal), el del aragonito (carbonato cálcico del sistema rómbico) y el de la dolomita (mezcla de carbonato magnésico y carbonato cálcico).

    Estos minerales se encuentran en depósitos marinos donde, con el transcurso del tiempo, se han ido acumulado grandes cantidades de restos orgánicos. También aparecen en yacimientos evaporíticos y en regiones kársticas, en las que la progresiva disolución de los carbonatos por el agua, y su posterior precipitación, conduce a la formación de intrincados sistemas de cuevas.