Calcisoles

    Suelos caracterizados por poseer un horizonte de tipo cálcico o petrocálcico. La elevada concentración de cal puede aparecer en cualquiera de los horizontes, A, B o C, si bien cuando se da en el primero de ellos, es siempre ocasionada por la erosión de una acumulación de cal situada en otro emplazamiento, cuyos restos son transportados hasta el suelo.

    Se dividen en dos tipos: calcisoles pétricos y lúvicos. En los primeros aparece un horizonte petrocálcico, similar al cálcico salvo que está endurecido. Los calcisoles lúvicos poseen un horizonte B (la segunda, comenzando por la superficie, de las capas que componen un suelo, y donde se depositan los materiales superficiales arrastrados por el agua) de tipo árgico: con alto contenido de arcilla.