Arco insular

    Archipiélago de Hawaii, parte de un arco insular que engloba también al archipiélago de las Midway.

    Tipo particular de archipiélago, formado en zonas donde una placa tectónica subduce bajo otra. A medida que una placa se desliza hacia abajo, empujando a la superior, la fricción resultante libera grandes cantidades de sustancia volátil a gran temperatura. Estos volátiles contribuyen a la fusión parcial de la litosfera y el magma resultante asciende hacia la superficie y es expulsado como medio para aliviar la presión. El resultado es una cadena de volcanes, acumulándose los materiales que éstos liberan hasta llegar a asomar sobre la superficie marina y constituir así islas. Éstas adoptan la forma de un arco paralelo a la línea de contacto entre placas, convexo respecto a la placa que subduce.

    En las proximidades de los arcos insulares, en la zona donde una de las placas se desliza bajo la otra, aparece una profunda brecha en el fondo marino. Es consecuencia del empuje que ejerce la placa que subduce sobre la situada sobre ella. Se trata de zonas afectadas por una intensa actividad sísmica.

    Ejemplos de arcos insulares los constituyen las islas Filipinas, las Salomón, Creta y el Dodecaneso, y Tonga.

    Elementos que componen la litosfera oceánica.