Clima continental

    El clima continental se caracteriza por las importantes diferencias térmicas existente entre las estaciones, así como entre el día y la noche. En los meses fríos la temperatura media ronda los -3 ºC, mientras que en los cálidos asciende hasta los 10 ºC. Son frecuentes las heladas y escasean las precipitaciones.

    Este clima aparece, como regla general, en las latitudes medias, entre los trópicos y los polos. Es habitual en regiones alejadas del efecto moderador del clima que ejercen los océanos, en el interior de los continentes o en áreas aisladas por cadenas montañosas. Es más frecuente en el hemisferio norte que en el sur, y está presente en Siberia (salvo su parte norte), el interior de los Estados Unidos y Canadá, Europa central y oriental, y en el interior de China. Su casi total ausencia en el hemisferio sur se debe a que la mayor parte de las tierras emergidas situadas en latitudes medias se hallan en el hemisferio boreal, y a que las ubicadas en el septentrional son estrechas y tienen los océanos próximos a ellas, como sucede en Sudáfrica. Aún así puede encontrarse clima continental en regiones del hemisferio sur como el centro de la Argentina y en Chile.

    Por otra parte, se puede considerar el clima continental como una deformación de otros climas debida a la ausencia del efecto benigno de los océanos o al aislamiento por accidentes orográficos. Basándose en esto se puede calificar como continental el clima de ciertas regiones del planeta situadas en la franja intertropical, como Irán e incluso ciertas partes del desierto del Sahara.

    Existen varios subtipos de clima continental. El continental frío o siberiano es el más severo, con una media térmica inferior a los 0 ºC y una amplitud de temperaturas que llega a los 50 ºC. Es el que se da en Siberia y Canadá. El clima continental monzónico, propio del norte de China y de Corea del Norte, resulta más moderado que el tipo anterior. La temperatura media está entre los 0 y los 10 ºC y las lluvias resultan abundantes. El clima continental templado es el característico de la parte europea de Rusia y de la Europa central y oriental, así como en el centro y norte de los Estados Unidos y el sudeste de Canadá. Aunque es similar al monzónico, sus temperaturas resultan más bajas, así como las precipitaciones, que además son más irregulares. Se puede considerar una degeneración del clima oceánico. El clima mediterráneo continentalizado aparece en el centro de la península ibérica, el interior de Grecia, el norte de Italia y los alrededores de Santiago de Chile, entre otras regiones. Las temperaturas invernales son más cálidas que en el clima mediterráneo típico y las precipitaciones no superan los 400 mm anuales. Por último, el clima continental árido se da en Asia central, Mongolia y en algunas regiones del centro oeste de los Estados Unidos.