Clima de montaña

    Clima característico de terrenos situados a altitudes superiores a 1.200 m sobre el nivel del mar. Se caracteriza por poseer inviernos fríos y largos, con temperatura media por debajo de 0 ºC, y veranos cortos y frescos. La oscilación térmica ronda los 10 ºC. Las precitaciones son muy abundantes y se presentan en forma de nieve en invierno, aunque también pueda nevar en otoño y primavera, y como lluvia en verano. Las precipitaciones resultan más abundantes en la vertiente de barlovento que en la de sotavento. La temperatura experimenta un descenso gradual a medida que aumenta la altura, debido a la menor densidad del aire; el gradiente es, aproximadamente, de 1 ºC por cada 100 m. La vegetación varía también con la altura y se encuentra además condicionada por la orientación respecto al Sol y los vientos dominantes. De acuerdo a la clasificación climática de Köppen a este clima le corresponde la denominación EH. Algunas ciudades con clima de montaña son: Bogotá, La Paz y Lhasa.