Biodiversidad

La noción de biodiversidad se asocia a la variedad del acervo genético de nuestro planeta, tanto en lo que se refiere a la cantidad de especies que existen, bien a nivel global o bien en áreas o ecosistemas determinados, como en lo que respecta a las diferencias genéticas presentes en una especie concreta. Es sin embargo la primera de estas acepciones la que ha adquirido reconocimiento en el ámbito general de las ciencias ambientales.

Factores condicionantes de la biodiversidad

Como todo concepto ecológico, la biodiversidad presenta múltiples factores que influyen en su ámbito, dado lo elevado del número de interrelaciones que se establecen entre los distintos constituyentes bióticos y abióticos de los ecosistemas. No obstante, cabe reseñar algunos de especial significación.

  1. Condiciones ambientales. Las condiciones climáticas son el principal de los condicionantes naturales del nivel de biodiversidad. Los inhóspitos hielos antárticos hacen del continente helado el menos biodiversificado de los entornos, mientras que los grados más altos de biodiversidad se registran en las selvas tropicales, en especial de la Amazonia.

  2. Latitud. En estrecha relación con el anterior, la latitud mantiene una estrecha relación con el nivel de biodiversidad, tendiendo a ser máxima en el ecuador y mínima en los polos.

  3. Modificación o destrucción de hábitats por acción humana. La actividad humana constituye actualmente el principal efecto negativo para la biodiversidad, tanto de forma directa, en casos como la deforestación de masas boscosas, como indirectamente, a través de la contaminación y sus efectos.

  4. Creación de islas ambientales. Un importante limitador de la biodiversidad es el aislamiento de hábitats, por medio de edificaciones, carreteras o campos de cultivo.

  5. Contaminación biótica. La introducción de especies extrañas en nuevos entornos puede constituirse en un elemento gravemente perjudicial para la biodiversidad de un ecosistema.

  6. Sobreexplotación de especies. El desequilibrio cuantitativo de ciertas especies es un importante condicionante en casos como la sobreexplotación pesquera.

  7. Captura, caza y tráfico de especies en peligro de extinción. La captura, caza furtiva y comercio ilegal de especies es un factor limitante, cuantitativamente menor pero en creciente ascenso, de la biodiversidad.

La preservación de la biodiversidad

Los estudios especializados efectuados al efecto han confirmado que la biodiversidad es uno de los elementos de mayor importancia para preservar la integridad de los diferentes entornos ambientales, tanto de catástrofes naturales como de las crecientes agresiones al medio que son consecuencia de la actividad humana.

En virtud de ello, en las últimas décadas se han constituido diferentes instancias transnacionales dedicadas al mantenimiento de la biodiversidad y al estudio y seguimiento de las zonas en las que ésta se ve amenazada.

En este marco destacan las actividades de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), que desde la década de 1980 elabora estrategias conjuntas, en unión con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), destinadas al mantenimiento de la variabilidad genética.

Especial mención merece la Lista Roja de Especies en Extinción, publicada anualmente por la UICN y que, en sus ediciones de la segunda mitad de la década de 2000, registraba numerosas especies ya amenazadas desde hace tiempo, como el rinoceronte blanco, el lince ibérico, la ballena azul o ciertas especies de tortugas marinas, pero que también incluía a especies hasta hace muy poco tiempo abundantes, como el hipopótamo o el oso polar.

Particular riesgo implican por otra parte las numerosas especies vegetales incorporadas a este tipo de listas, dado que el medio vegetal, en tanto que soporte de los ciclos nutritivos animales, supone un elemento especialmente sensible en lo que respecta a la conservación de los ecosistemas en su conjunto.

Existen, por otra parte, órganos como la Convención sobre Comercio Internacional de Especies Amenazadas (CITES), competente en enfoques sectoriales del problema, como la captura, caza furtiva y comercialización ilegal de especies.