Motor de cuatro tiempos

Máquina de combustión interna que convierte el calor originado al quemarse un carburante en energía mecánica. Este proceso se desarrolla en cuatro fases o tiempos.

Se trata de un motor típico de los automóviles, aunque también puede utilizarse en otras máquinas. En los coches, el motor tiene, normalmente, cuatro cilindros, aunque los hay con un número superior. Los gases emitidos por cada cilindro son llevados a un dispositivo, denominado colector, que los traslada al tubo de escape a fin de evacuarlos al exterior.

Elementos fundamentales

Sus elementos fundamentales son:

  • Carburador. Es un dispositivo dentro del cual se produce una mezcla explosiva nebulizada de aire y carburante (generalmente gasolina).

  • Cilindro. Es un cuerpo de estructura cilíndrica en cuyo interior se deslizan unos pistones, terminados en unas bielas. El ajuste de los pistones a los cilindros es máximo y se verifica por unas piezas llamadas segmentos. Además, el cilindro posee dos válvulas, denominadas de admisión y expulsión, respectivamente.

  • Bujía. Instalada en el cilindro, es capaz de emitir chispas que inflaman la mezcla explosiva.

  • Cigüeñal. Está unido a la biela del pistón por medio de una manivela. El sistema biela-manivela convierte el movimiento rectilíneo del pistón a lo largo del cilindro en un movimiento de rotación que es trasladado a las ruedas.

Funcionamiento

El funcionamiento de este motor se verifica en cuatro fases o tiempos:

  1. Admisión. El pistón desciende dejando una cámara entre su cara interior y el fondo del cilindro. La válvula de admisión se abre y la mezcla de gasolina y aire penetra en el cuerpo del cilindro.

  2. Compresión. Una vez que el pistón ha llegado al final de su recorrido, y tras cerrarse la válvula de admisión, inicia un movimiento de ascenso comprimiendo la mezcla ingresada.

  3. Explosión. La bujía emite una chispa que provoca la ignición de la mezcla, originándose unos gases que, al necesitar un volumen superior al que ocupaba la mezcla comprimida, envían violentamente al pistón hacia abajo.

  4. Expulsión o escape. Con el pistón en el punto inferior de su recorrido, se abre la válvula de escape a fin de permitir la salida al exterior de los gases producidos, hallándose el sistema en condiciones de iniciar un nuevo ciclo.