Apple

    https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Apple_logo_black.svg

    Empresa que, inicialmente dedicada a la informática, ha ampliado su campo de actuación al diseño y la comercialización de reproductores musicales, teléfonos inteligentes y otros dispositivos móviles.

    Sus principios están relacionados con la amistad de dos jóvenes estadounidenses aficionados a la electrónica: Steve Wozniak y Steve Jobs. El primero demostró desde bien temprano unas aptitudes especiales para la informática, que puso de manifiesto cuando, con sólo trece años, fue capaz de construir una máquina calculadora con componentes electrónicos de segunda mano.

    Con unos veinte años, Wozniak, sin ánimo comercial y como una forma de dar cauce a sus aficiones, construyó una computadora, llamada Apple I, que presentó en el Homebrew Computer Club, que era una asociación de amantes de la informática, fundada en California hacia 1975. La buena acogida que tuvo en el seno de este grupo el Apple I contribuyó a que su diseñador obtuviese peticiones de esta máquina, las cuales atendía montando en su propio domicilio las computadoras que luego vendía.

    Por su parte, Steve Jobs, quien además de sus conocimientos de electrónica poseía buenas dotes mercantiles, vio que los diseños de su amigo, con aceptación creciente, podían ser comercializados con buenos beneficios si se les dotaba de apropiadas estructuras de producción y de distribución. El principal obstáculo era la escasez de recursos económicos de los dos amigos para el lanzamiento de una empresa de este tipo.

    La solución llegó de la mano de Mike Markkula, quien hizo viable la idea mediante la necesaria aportación de capital. De esta manera, el 1 de abril de 1976, la compañía Apple Computer quedó constituida y sus fundadores iniciaron una nueva etapa absolutamente profesional.

    Fruto de sus trabajos fue la aparición del Apple II, cuya puesta en el mercado se realizó con tal éxito que los beneficios de la compañía alcanzaron cifras inesperadamente altas. Además de consolidar la empresa, ello sirvió para acometer un nuevo proyecto, el Apple III, que pronto iba a verse desbordado por una nueva idea: la creación de una interfaz que permitiera la comunicación del usuario con la máquina no mediante instrucciones de compleja sintaxis, como sucedía hasta la fecha, sino de forma gráfica e intuitiva, a través de imágenes e iconos.

    Este nuevo tipo de interfaz, actualmente presente en cualquier computadora, precisaba el empleo del ratón, dispositivo de entrada que había sido inventado en la década de los 60 del siglo pasado por Douglas Engelbart y Bill English en la Universidad de Stanford y que ya había sido utilizado por Xerox Star 8010 y por otras máquinas. La nueva idea, unida al deseo de Apple de mantener cierto peso específico en el mercado, acaparado en gran parte por los PC de IBM, cristalizó en la aparición del Apple Lisa, computadora que no alcanzó demasiado éxito.

    En busca de un nuevo producto que tuviese fuerte impacto en el mercado, se lanzó el Apple Macintosh, que, tal vez por su elevado precio, tampoco logró la repercusión que se esperaba, aunque en un principio fue muy bien acogido. Los problemas económicos que aparecieron por las escasas ventas del Lisa y el Macintosh fueron una fuente de tensiones en la cúpula de la empresa, que condujeron al distanciamiento de Steve Jobs de los órganos de decisión. En 1981, aquejado de problemas de salud, Wozniak había ya abandonado la compañía.

    No obstante, los Macintosh terminaron por encontrar su lugar en el mercado por sus condiciones para la autoedición, muy superiores a las que ofrecían los PC de IBM. Esta actividad se inició con gran fuerza hacia 1980 y con ella se producían, por métodos informáticos, publicaciones en las que, además del texto, podían insertarse imágenes, gráficos, etc. La aparición de programas como QuarkXPress, Adobe Photoshop o Corel Draw potenció de manera importante este tipo de edición.

    La interfaz gráfica introducida por Apple y que había sido acogida con cierta reticencia, acabó por imponerse, sin duda por su sencillez, e inmediatamente fue también empleado por diversos miembros de la competencia, entre los que destacó el sistema operativo Windows de la compañía Microsoft, para muchos inspirado en el sistema Apple. Aunque ésta recurrió ante los tribunales, reclamando la exclusiva del uso de este tipo de interfaz, su demanda no prosperó, por lo que perdió la exclusiva para utilizarlo.

    En la actualidad, Apple posee una cuota que ronda el 4 % del mercado informático, comercializando únicamente un modelo de computadora, el Macintosh, así como sus correspondientes sistemas operativos Mac (Mac OS 9, Mac OS X, Mac OS X Server). Sin embargo, esta escasa actividad comercial se ha visto compensada con el diseño y producción de modernos dispositivos reproductores de música, fotografía y vídeo que han invadido el mercado, como los iPod (iPod Video, iPod Nano, iPod Shuffle).

    A mediados de la década de 2000, bajo la dirección ejecutiva de Jobs, que había reingresado en la compañía en 1997, Apple realizó una serie de lanzamientos de dispositivos móviles que revolucionaron el mercado tecnológico y le reservaron un lugar entre las empresas más rentables y cotizadas de los Estados Unidos. Tras el éxito de los sistemas iPod, el lanzamiento en 2007 de la línea de teléfonos inteligentes iPhone abrió una nueva etapa en la historia de las telecomunicaciones móviles con una creciente convergencia entre la telefonía convencional y la oferta de servicios de redes e Internet. La conexión externa a través de tecnología Bluetooth y de redes inalámbricas WiFi se convirtió en una de sus características singulares y más valoradas por los usuarios.

    Especial resonancia alcanzó asimismo la presentación, en enero de 2010, del modelo iPad, una tableta digital, que combina las características de un teléfono inteligente y una pequeña computadora. Completamente compatible con las tecnologías aplicadas en las líneas de iPod e iPhone, la tableta iPad ofrecía las cualidades reconocidas en los productos de Apple: compacidad, atractivo diseño, alta integración entre sus componentes y un muy bajo índice de incidencias de funcionamiento. Las sucesivas mejoras de estas tabletas fueron recibidas en el mercado como acontecimientos muy esperados por sus futuros consumidores.

    La triunfal trayectoria de ventas y mercadotecnia de Apple se vio ensombrecida en 2011 con la renuncia a la dirección ejecutiva, y posterior fallecimiento, de Steve Jobs, víctima de un cáncer pancreático. Tim Cooktomó su relevo como consejero delegado de Apple.

    Del mismo modo que IBM ha cuidado mucho el medio ambiente, tanto en el terreno de sus propias instalaciones, como en la repercusión que sobre el mismo pudieran tener sus productos, al parecer, según Greenpeace, Apple no ha considerado demasiado este aspecto. Esta actitud le ha valido una campaña montada por esta ONG, en la que le reclama que deje de ensamblar en sus aparatos ciertos componentes altamente contaminantes cuyo uso ya ha sido abandonado por la mayoría de los fabricantes de equipos digitales.