Cableado en redes

En una red no inalámbrica, los ordenadores deben estar conectados entre sí y con el servidor mediante un cableado que se establece en función de la topología de la red y del tipo de ésta. Consideraremos dos situaciones: las redes Ethernet y las Token Ring.

Cableado en Ethernet

Las Ethernet son redes de área local (LAN) banda base. En ellas, pueden encontrarse tres tipos de cable: grueso, delgado y trenzado no apantallado, conocido este último como UTP. Cada uno de ellos posee sus características y, en consecuencia, sus aplicaciones.

El cable grueso, conocido también por su denominación inglesa thicknet, es un cable coaxial de 1 centímetro de diámetro. Es adecuado para unir equipos muy distantes entre sí. Su impedancia es de 50 ohmios.

El cable delgado, conocido también por su denominación inglesa thinnet, es un cable RG-58, es decir, un coaxial A/U, con un diámetro de 0,5 centímetros. Esa delgadez, unida a la flexibilidad que posee, le hace muy indicado para redes, en las que las conexiones entre equipos son tortuosas, por lo que el cableado debe estar sometido a torsiones. Al igual que el anterior, tiene 50 ohmios de impedancia.

Por su parte, el cable UTP se emplea en las Ethernet capaces de transportar señales a un máximo de 100 metros de distancia. Si ésta se sobrepasa, precisa un repetidor.

El cableado utilizado en cada caso origina tres tipos de redes Ethernet:

10BASE2: usa cable delgado. Su distancia máxima de transporte de señal, sin uso de repetidor, es 185 metros.

10BASE5: emplea cable grueso. Tiene una autonomía de 500 metros para transferir la señal.

10BASE-T: usan los cables UTP ya descritos.

Cableado en Token Ring

Aunque utiliza casi siempre el par trenzado tipo 3 de IBM, este tipo de red tiene la ventaja de que los equipos pueden conectarse mediante cualquier clase de cable de par trenzado, como, por ejemplo, uno telefónico. Ello permite el empleo de instalaciones telefónicas previas, por lo que, en muchas ocasiones, previendo el establecimiento de este tipo de redes, al construir un edificio, se instala más de una línea para teléfonos.

No obstante, este aprovechamiento del cableado puede ser fuente de diversos problemas, ya que es fácil que presente fallos en su continuidad, al no haber estado diseñado y tendido de manera concreta para una red determinada.