Bill Gates

    Apelativo con el que popularmente se conoce a William Henry Gates, propietario de la universalmente extendida empresa informática Microsoft. Nacido en Seattle (Estado de Washington) en 1955, perteneció a una familia acomodada.

    Tanto su padre, el abogado Willian Henry Gates Sr., como su madre, la profesora Mary Gates, pusieron todo su interés en promocionar el rendimiento escolar de Bill y de su hermana, ofreciéndoles un incentivo monetario por cada buena calificación que recibiesen en la escuela. Aunque inicialmente el futuro magnate de la informática no recibía premio alguno, muchas veces por problemas de conducta, a partir del octavo grado, reconsideró su actitud y comenzó a obtener buenas notas.

    Ya en ese curso, que efectuó en el colegio Lakeside, tuvo su primer contacto con los ordenadores, debido a que este centro instaló una red alimentada por un servicio telefónico. En este colegio conoció a Paul Allen, con el que entabló una gran amistad, nacida, seguramente, de compartir la misma afición por la Informática.

    A los trece años, Gates inició, junto con Allen, el desarrollo de programas para computadoras, obteniendo ya ingresos por este trabajo, el cual, a escala local, les reportó cierto prestigio. Por ello, convencieron a una empresa para que les permitiera el acceso a un potente equipo de la época, el PDP-10, a cambio de que, si encontraban errores en el sistema, éstos fueran comunicados a dicha empresa y a su fabricante, la Digital Equipment Corporation.

    El uso de esta máquina proporcionó a los dos amigos buenos conocimientos sobre los lenguajes FORTRAN y LISP, así como sobre el microprocesador 8080 de IBM, el más avanzado en aquel momento. Fruto de este aprendizaje, idearon unos dispositivos capaces de efectuar estudios sobre tráfico por conteo de los vehículos que circulaban en cualquier momento.

    En 1973 ingresó, junto con Allen, en la Universidad de Harvard. Al poco tiempo, ambos ofrecieron a la empresa MIT la elaboración de un software para un ordenador personal fabricado por esta compañía, el Altair 8800, que se había lanzado al mercado con cierto éxito. Aceptada su propuesta, el encargo fue realizado con brillantez, utilizando el lenguaje BASIC.

    Los éxitos alcanzados movieron a ambos jóvenes a abandonar la vida universitaria, con el consiguiente disgusto paterno, para instalarse en Alburquerque, donde fundaron la compañía Microsoft. Su negocio se basaba en desarrollar programas que luego eran ofrecidos a las compañías de hardware para potenciar sus productos y a un precio enormemente competitivo.

    Los positivos resultados obtenidos supusieron un crecimiento de la empresa, por lo que, en 1979, Gates decidió trasladar la sede de la misma a Seattle. A partir de ese momento, la expansión de Microsoft fue fulgurante. Trabajó con Apple y con IBM, proporcionando a ambas firmas importantes sistemas operativos. El diseñado para esta última, el famoso MSDOS, supuso una inmensa fuente de ingresos, ya que el boom de los PC imitadores de los fabricados por IBM, los llamados compatibles, hizo que este software fuese imprescindible para ellos.

    Sin embargo, el buque insignia de Bill Gates fue la creación del sistema Windows, que ofertaba un interfaz gráfico, método que ya había sido empleado por Apple. Aunque las primeras versiones no alcanzaron el éxito esperado, pronto se corrigieron los fallos y se produjeron otras de elevadas prestaciones. Afectada por la competencia, Apple demandó a Microsoft por plagio, pero los tribunales fallaron en contra de esta demanda.

    Otro éxito de Gates fue su incursión en el campo de Internet, el cual, en principio, había desestimado. Ello se plasmó en el navegador Internet Explorer, que se incluyó en Windows a partir de la versión Windows 98, lo que supuso el establecimiento de una fuerte rivalidad con su rival Netscape, al cual consiguió eliminar del mapa de la competencia, en buena parte, por la extensión que había alcanzado Windows y también por la potencia económica de Microsoft.

    Bill Gates, que trabajó en solitario desde que en 1983 Allen, aquejado de una grave enfermedad, abandonase la empresa, introdujo el uso del ratón y, desde 1993, desarrolló múltiples proyectos multimedia.

    En 1986, Microsoft salió a Bolsa y la cotización de sus acciones se elevó a valores impresionantes, lo que hizo de Gates el hombre más rico de los Estados Unidos. Hoy día es uno de los más ricos del mundo y su mensaje a la sociedad es de un total optimismo de futuro, basado en el cultivo de los valores tradicionales (ha establecido una fundación con su nombre) y el apoyo que supone la moderna tecnología, la cual, piensa, creará una sociedad más libre y más justa. Como reconocimiento a los valores filantrópicos de su fundación, Bill Gates y su esposa Melinda obtuvieron el Premio Príncipe de Asturias a la Cooperación Internacional en 2006.