Empleo de las letras mayúsculas

    En la lengua española se escriben con letra mayúscula:

    1. Letra inicial de:

    • Según la puntuación, la primera palabra de:

    • Un texto. Por ejemplo: Al día siguiente se fue de viaje.

    • Después de punto. Por ejemplo: Nos vamos al concierto. Te llamaremos luego.

    • Después de los puntos seguidos, si éstos cierran un enunciado. Por ejemplo: No sé qué hacer… De acuerdo, me lo compraré..

    • Después de dos puntos si se trata de la fórmula de encabezamiento de una carta o documento administrativo o jurídico, o si reproduce palabras textuales. Por ejemplo: Anton Chéjov dijo: La originalidad de un autor estriba no sólo en su estilo, sino también en su manera de pensar.

    • Después del signo de interrogación o exclamación de cierre, si no se interpone coma, punto y coma o dos puntos. Por ejemplo: ¡Date prisa! Es tarde.

      • Los nombres propios de:

      • Persona, animal o cosa; apellidos; denominaciones geográficas; constelaciones, planetas, estrellas o astros, considerados como tales; signos del Zodiaco; festividades civiles o religiosas; dioses; órdenes religiosas y marcas comerciales.

    Por ejemplo: Ana, Platero; García, los Borbones; La Habana, Italia, Sierra Madre, Danubio, Ciudad de Buenos Aires; el planeta Tierra, la Osa Mayor, el Sol; Géminis; Día de la Constitución, Navidad; Dios, Apolo; Carmelitas Descalzas; Citroen.

    En cambio, por ejemplo: un picasso, un jerez, la cordillera de Los Andes, era tierra de secano, los rayos del sol apenas calentaban.

      • Los libros sagrados. Por ejemplo: Biblia, Corán.

      • Los apelativos o atributos referentes a Jesucristo, Dios o la Virgen María. Por ejemplo: Redentor, Cristo, Altísimo, Todopoderoso, Inmaculada.

      • Los puntos cardinales, en caso de referirse a ellos como tales. Por ejemplo: ¿Qué indica la brújula: Norte o Sur?

    En cambio, al aludir a la dirección u orientación correspondiente a estos puntos, se escriben con letra inicial minúscula. Por ejemplo: el sur de la localidad.

    • Otros casos:

    • La letra inicial de la primera palabra del título de obras literarias o de arte. Por ejemplo: Como agua para chocolate, Las meninas. En cambio, en el caso de publicaciones periódicas o colecciones, se escribe con mayúscula la letra inicial de los sustantivos y adjetivos de la denominación. Así: La Nación, El Cultural.

    • Los sustantivos y los adjetivos que forman la denominación de organismos, instituciones, partidos políticos, asociaciones, etc. Por ejemplo: Instituto Cervantes, Universidad Politécnica del Valle de México, Biblioteca Nacional, Ministerio del Interior, Real Academia Española de la Lengua, Unión Europea.

    • En ocasiones, los nombres empleados para significar colectividad o entidad como organismo determinado y los títulos, cargos, etc., cuando se quieren enfatizar. Por ejemplo: la Justicia, el Estado, la Administración. El Rey inauguró las instalaciones En cambio, por ejemplo: No hay duda de que se aplicará justicia. El rey Luis XVI.

    • En general, las denominaciones de determinadas entidades consideradas como conceptos absolutos. Por ejemplo: la Ley, la Moral. En cambio: las leyes del inconsciente, la moral del pueblo.

    • Los nombres de disciplinas científicas. Por ejemplo: Se ha doctorado en Filosofía. En cambio: ¡Menuda filosofía de vida!

    • Los tratamientos, sobre todo si están escritos en abreviatura. Por ejemplo: U. o V. (usted).

    • Los apodos o sobrenombres. Por ejemplo: Leopoldo Alas, Clarín.

    • Los apelativos empleados en sustitución de los nombres a los que aluden. Por ejemplo: Los restos mortales del Libertador (Simón Bolívar).

    • Hechos o conceptos religiosos. Por ejemplo: la Reforma, la Anunciación.

    • Nociones religiosas designadas explícitamente como tales. Por ejemplo: Purgatorio, Paraíso. En cambio: Su relación era un verdadero purgatorio.

    • Las advocaciones de la Virgen y las celebraciones dedicadas a ellas. Por ejemplo: Rocío, el Rocío.

    • Los pronombres personales Él, Tú, Ti, Tuyo, Ella, Tuya, Vos, en las alusiones a Dios o a la Virgen.

    • Los nombres de fechas o épocas, acontecimientos históricos, movimientos culturales, religiosos o políticos. Por ejemplo: Prehistoria, Renacimiento.

    En cambio, es recomendable escribir en minúscula la letra inicial de los nombres de los días de la semana, de los meses y de las estaciones del año. Por ejemplo: viernes, junio, primavera.

    • Los nombres latinos (o el primero de ellos, si hay más de uno) de categorías taxonómicas animales o vegetales. Además, se escribirán en letra cursiva y sin artículo. Por ejemplo: Elasmobranchii, Panthera tigris.

    • Las denominaciones no latinas de los grupos taxonómicos botánicos y zoológicos superiores al género; en cambio, se escriben en minúscula si son adjetivos o sustantivos que no indican orden. Por ejemplo, familia Leguminosas; en cambio, cosecha de leguminosas.

    1. Frases o palabras completas:

    • Siglas y acrónimos. Por ejemplo, ISBN, ONU.

    • Las cabeceras de diarios y revistas. Por ejemplo, LA VANGUARDIA, METRÓPOLI.

    • En los libros impresos los títulos de las cubiertas y las denominaciones de sus divisiones internas, como partes, capítulos, escenas, etc.

    • Las inscripciones monumentales.

    • Los números romanos. Se emplean como numerales ordinales en los nombres de papas y reyes; siglos; numeración de leyes, de un libro, capítulo, sección u otras divisiones; y las páginas numeradas así en los preliminares de un volumen (en este caso, algunos editores emplean la letra minúscula). Por ejemplo, Juan Pablo II, Juan Carlos I, siglo XXI, sección IV.

    • Los verbos o el verbo que expresan el objetivo de un documento jurídico o administrativo, como decretos, sentencias, edictos, bandos, instancias o certificados. Por ejemplo, las partes ACUERDAN, el abajo firmante CERTIFICA.

    En la lengua española las letras mayúsculas deben llevar tilde si así lo exigen las reglas de acentuación. Además, en las palabras que comienzan con un dígrafo (ll, ch, gu y qu ante e, i) solo se escribe con mayúscula la letra inicial. Por ejemplo, Quevedo. En cuanto a las letras i o j,en mayúscula se escriben sin punto. Así, Isabel, Jesús.