Laísmo

    El laísmo es el error sintáctico consistente en el uso incorrecto de los pronombres personales átonos la y las, con más frecuencia en el número singular, como complemento indirecto de la oración.

    En la lengua española estos dos pronombres tan solo deben desempeñar la función de complemento directo, en sustitución de sustantivos de género femenino. Así, resulta correcto decir, por ejemplo:

    ¿Ya has visto esta película? Sí, la vi hace varias semanas.

    ¿Conoces a mis hermanas? Sí, me las presentaron anoche.

    En cambio, es laísmo y, por tanto, incorrecto, decir, por ejemplo:

    Hablé con tu hermana. La hice muchas preguntas sobre su trabajo.

    La fachada de nuestra casa está desconchada. La conviene una “mano de pintura”.

    Las dije que ya nos íbamos.

    En los tres casos, al tratarse de complemento indirecto, lo correcto es emplear los pronombres le y les, en lugar de la y las. En el primer ejemplo el pronombre sustituye al sintagma “a tu hermana, a ella”; en el segundo, “a la fachada”; y en el tercero a “a ellas”.