Casta

    Entre la población india se encuentra establecido el sistema de castas.

    Las castas son grupos sociales cerrados, endógamos y muy estratificados. El ejemplo típico de una sociedad de castas es el ofrecido por la India; aunque la discriminación por castas está legalmente prohibida en este país, sigue llevándose a la práctica a pesar de los esfuerzos gubernamentales por erradicarla.

    El sistema de castas de la India está enraizado en las creencias de la religión hindú. Para el hinduismo, existen cuatro grados principales de ser o varnas (los sacerdotes, los guerreros, los comerciantes y artesanos, y los criados), cuyas subdivisiones o jatis representan las miles de castas actualmente existentes. Cada varna cuenta con sus propias reglas de conducta, referidas a aspectos como la alimentación –no se permite comer alimentos cocinados o manipulados por personas de castas inferiores–, el matrimonio –no se admiten las bodas entre personas de clases de diferente nivel– o el contacto físico –un brahmán o sacerdote y un shudra o criado no deben tocarse jamás–. La pertenencia a una casta es hereditaria y para toda la vida, exigiendo la tradición que las personas permitan la identificación visual de a qué casta pertenecen mediante la vestimenta, maquillaje, etc.

    Al no existir la movilidad social, es decir, el ascenso o descenso personal de una casta a otra, el sistema se basa en entidades o grupos cerrados. Éstos deben perpetuarse mediante relaciones endogámicas o internas al propio grupo: los miembros de la casta de los shudra sólo pueden casarse entre ellos y sus hijos heredarán la condición social de sus padres.