Sector económico

Un sector económico o productivo es una subdivisión del conjunto de actividades económicas según su tipo.

Todas las actividades económicas pasan por unas mismas fases y utilizan unos factores similares aunque combinándolos de distinta forma. Sin embargo, no todas están dirigidas a producir lo mismo. Por ello, en economía se suele distinguir entre tres sectores económicos básicos: el primario, el secundario o industrial y el terciario o de servicios.

Sector primario

Las actividades extractivas, aquellas que no suponen una transformación industrial, componen el sector primario de una economía. Dentro de este epígrafe se incluyen la agricultura, la pesca, la ganadería y las explotaciones forestales. En los países desarrollados, estos sectores representan una pequeña parte de la producción y del empleo total, aunque tienen cierta importancia en el tejido económico de algunas comarcas (principalmente, en las zonas de montaña). Lo contrario ocurre en los países menos desarrollados e industrializados, cuya economía es eminentemente primaria.

La minería es también una actividad del sector primario, pero por su singularidad suele ser clasificada aparte. En el capítulo minero se incluye la extracción de minerales metálicos (hierro, cinc, aluminio, etc.) y energéticos (petróleo, carbón y gas natural). Estos últimos, sobre todo el petróleo, son vitales para el funcionamiento del entramado económico mundial.

El sector primario agrupa a actividades extractivas como la agricultura o la minería.

Sector secundario

El conjunto de la industria se engloba dentro del sector secundario de la economía. En la industria puede hacerse una distinción entre la fabricante de bienes de consumo (desde una computadora hasta un zapato) y la fabricante de bienes de producción (o sea, de productos como los siderúrgicos cuya función es ser utilizados para la fabricación de bienes de consumo). Entre las industrias más importantes figuran la automovilística, la química, la agroalimentaria y las de alta tecnología (microelectrónica, informática, telecomunicaciones, biotecnología, etc.). Dentro del sector secundario se incluye el subsector de la construcción, que en las estadísticas suele aparecer separado del resto de las ramas de la industria. .

Las industrias de cualquier tipo, como la naval, se encuadran en el llamado sector secundario.

Sector terciario

Los servicios componen el sector terciario de la economía. El comercio, los transportes y las comunicaciones, la banca y el turismo se cuentan entre las actividades más importantes de este sector. El sector terciario o de servicios tiene una relevancia cada vez mayor en las economías modernas y, de hecho, los países más desarrollados suelen ser economías basadas básicamente en este tipo de actividades.

El turismo, la banca o el comercio son actividades englobadas en el llamado sector terciario.