Oración (lingüística)

    Ejemplo de un texto narrativo.

    La oración es la unidad mínima de comunicación con sentido pleno y sintácticamente completa. Generalmente las oraciones constan de dos elementos fundamentales, el sujeto y el predicado. El sujeto es la parte de la oración que expresa la persona, animal o cosa que realiza o padece la acción y el predicado indica la acción o proceso.

    Hay muchas maneras de clasificar las oraciones. Por el carácter del verbo, pueden ser de predicado nominal (lleva los verbos copulativos ser, estar y parecer) o verbal (con verbos predicativos transitivos o intransitivos). La naturaleza del verbo también informa de si la oración es activa o pasiva, dependiendo de la voz en la que esté la forma verbal. Por la actitud del hablante se pueden clasificar en enunciativas, desiderativas, dubitativas, exclamativas, interrogativas, imperativas o exhortativas. Por otro lado, si la oración lleva un solo verbo es simple, pero si contiene dos o más es compuesta.

    Cuando una oración es compuesta, puede componerse por yuxtaposición, coordinación o subordinación. Dos proposiciones son yuxtapuestas si van enlazadas por signos de puntuación; coordinadas si los significados de las proposiciones su suman y no dependen unas de otras semánticamente, y subordinadas cuando una de las proposiciones depende semántica y sintácticamente de la otra.