Sustantivo

    Tipo de palabra cuya función es designar realidades o conceptos.

    Dependiendo de la realidad a la que se refieren, los sustantivos se diferencian en comunes (hombre) y propios (Álvaro); concretos (regalo) y abstractos (bondad); contables (libro) e incontables (sal); individuales (perro) y colectivos (jauría), y animados (pájaro) e inanimados (lápiz). Estas palabras admiten flexión de género y número. Así, pueden ser masculinos, generalmente terminados en –o, aunque haya excepciones como mano (que es femenino) o cartel (que acaba en consonante y lo distinguimos por el artículo el que le antecede); o femeninos, normalmente finalizados en -a, a pesar de algunas excepciones como fundación (que diferenciamos por el determinante la). En español existen sustantivos que admiten la misma forma para masculino y femenino, como el/la estudiante, y algunos que según sea el género del artículo significarán cosas distintas: el/la margen.

    Los sustantivos contienen también morfemas flexivos que indican si el número es singular o plural. Para transformar al plural una palabra que termina en consonante o en vocal (i,u) se añade a la raíz la desinencia -es; así, de ratón, ratones y de tabú, tabúes. En cambio, si la palabra acaba en vocal (a,e,o), en plural se le añadirá la desinencia -s (ratas). Es curioso observar que algunas palabras de la lengua castellana no admiten plural, como por ejemplo, salud y otras carecen de singular como víveres.