Fernando Belaúnde Terry

    Fernando Belaúnde (o Belaunde) Terry (1912-2002), político, arquitecto y estadista peruano, fue presidente del Perú durante dos mandatos (1963-1968 y 1980-1985). Hombre muy activo políticamente, fundó el Frente Democrático Nacional y el Frente de Juventudes Democráticas, que en 1956 se transformó en el partido Acción Popular.

    Fernando Belaúnde Terry nació en Lima el 7 de octubre de 1912 en el seno de una familia adinerada del Perú. Estudió primaria en su ciudad natal, pero cuando su padre, Rafael Belaúnde, fue deportado por el ejecutivo del presidente Augusto B. Leguía, tuvo que trasladarse a París, donde residió de 1924 a 1930. En los Estados Unidos se licenció, años más tarde, en arquitectura, profesión que nunca dejó de lado, como demuestran sus fundaciones de la Asociación de Arquitectos, el Instituto de Urbanismo del Perú y la revista El arquitecto peruano (1937) y su labor como docente universitario de la materia.

    Sus inicios en el mundo de la política los desarrolló en el Frente Democrático Nacional, partido del que fue diputado hasta octubre de 1948. En 1955 creó el Frente de Juventudes Democráticas con dos objetivos: oponerse al régimen militar del general Manuel Odría e iniciar su andadura política hacia la presidencia. Sin embargo, al año siguiente no consiguió alcanzar el sillón presidencial.

    Una vez que su formación política se había convertido en Acción Popular, se volvió a presentar en 1962, en unas elecciones que precisaron de la intervención militar por indicios de fraude. Solventada la crisis, desde el 28 de julio de 1963, y hasta 1968, Belaúnde asumió el cargo de presidente de la República del Perú con el favor inicial de los comunistas, los democristianos, las fuerzas armadas y la prensa. Debido a la paulatina retirada de apoyos y los problemas internos del Perú (devaluación de la moneda, denuncias contra funcionarios...), su plan reformista quedó truncado.

    En 1968 se exilió tras el golpe militar del general Juan Velasco Alvarado. Cuando volvió al Perú retomó su carrera política, consiguiendo la mayoría parlamentaria en 1980 e iniciando un segundo ciclo presidencial. Éste, sin embargo, se vio envuelto en un clima de desconfianza debido a la privatización de empresas públicas y a problemas económicos como el aumento de la deuda externa.

    Al finalizar su mandato, Belaúnde se retiró de la política activa, pero permaneció como senador vitalicio y líder de opinión. Publicó sus intervenciones presidenciales y otras obras, como Autoconquista del Perú, de carácter autobiográfico, o Carretera Marginal de la Selva.

    Murió en Lima el 4 de junio de 2002.