Alfonso Caso

    Alfonso Caso (1896-1970), arqueólogo mexicano, fue una de las grandes figuras de la investigación histórica sobre Mesoamérica en el periodo prehispánico, además de un importante defensor de las posiciones indigenistas.

    Nacido en la ciudad de México el 1 de febrero de 1896, Alfonso Caso (hermano del filósofo Antonio Caso) se formó inicialmente en leyes, aunque pronto se volcó en su pasión por la arqueología y la historia. En el contexto de la década de 1930, en la que surge en México un apasionado interés por rescatar del olvido el pasado prehispánico y las sociedades indígenas contemporáneas, Caso dirigió las excavaciones del yacimiento de Monte Albán, uno de los más importantes del periodo Clásico mesoamericano y a cuyo estudio dedicó veinte años. Durante su trabajo sacó a la luz numerosos restos arqueológicos, entre los que se encuentra la famosa tumba 7, al tiempo que sus hallazgos permitieron conocer con mayor detalle la historia y características del lugar y sus habitantes. Otro de sus grandes éxitos fue el desciframiento de los sistemas de escritura usados por los zapotecas y los mixtecas de Oaxaca en el periodo Clásico. Igualmente destacó en el estudio de la cultura azteca, fundamentalmente de su religión, de la que fue uno de los máximos conocedores.

    Docente de arqueología en la Universidad de México (1918 a 1940), es considerado uno de los máximos representantes de la llamada escuela mexicana de arqueología, que analiza las altas culturas mesoamericanas desde sus orígenes hasta la actualidad mediante el uso conjunto de disciplinas como la arqueología, la lingüística, la etnografía o la historia. Nombrado en 1933 director del Museo Nacional de Arqueología, Historia y Etnografía, Caso contribuyó en gran medida al establecimiento de la investigación antropológica en México y a la conservación del patrimonio arqueológico, fundando la Escuela Nacional de Antropología, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (que dirigió desde 1949 hasta su muerte) y el Museo Nacional de Antropología.

    Sin embargo, su labor investigadora fue más allá de los pueblos del pasado, extendiéndose a las sociedades indígenas del presente, para lo que fundó el Instituto Nacional Indigenista. Premio Nacional de Ciencias y Premio Nacional de Antropología Fray Bernardino de Sahagún, entre sus numerosas publicaciones destacan Las exploraciones en Monte Albán, La religión de los aztecas, Los problemas sociales del indígena mexicano, El pueblo del sol, Indigenismo y Los calendarios prehispánicos.

    Murió el 30 de noviembre de 1970 en la ciudad de México.