Donatello

    Donatello (h. 1386-1466), escultor renacentista italiano, considerado como el más importante del quattrocento. Donatello ejecutó sobre todo temas religiosos, y entre sus obras más famosas se encuentran el David o la estatua ecuestre del Gatamelatta.

    Donato Niccolo de Betto Bardi nació hacia 1386 en Florencia (Italia). Se cree que aprendió a esculpir en piedra enseñado por alguno de los escultores que trabajaban en la catedral alrededor de 1400. Colaborador del broncista Lorenzo Ghiberti, trabajó con éste en los relieves de las puertas del baptisterio de la catedral de Florencia. La influencia de Ghiberti puede verse en sus primeras obras, como el David en mármol o San Juan Evangelista, realizadas con la gracia y suavidad de curvas características del gótico internacional.

    Sus primeras esculturas importantes aparecieron en 1415, cuando realizó para los nichos de la iglesia de San Michele San Marcos y San Jorge. En ellas, el cuerpo humano se desprendía por primera vez desde el medievo de la rigidez y el hieratismo para convertirse en un organismo autónomo y casi vivo.

    Con estas cualidades realizó también su serie de Profetas para los nichos del campanile de la catedral, entre los que destacaba el Zuccone y Jeremías, realizados con el lenguaje de los retratos romanos, que los dotaba de una fuerte expresividad.

    En 1416 ejecutó el relieve de San Jorge y el dragón para las puertas del baptisterio de la catedral. Para ello utilizó una nueva técnica de relieve, el schiacciato, que consistía en rebajar el volumen de la superficie partiendo del bulto redondo hasta llegar a los trazos más sutiles, con la intención de conseguir mayores efectos de luz y volumen, logrando también que se percibiera mejor la atmósfera y el espacio.

    Entre 1420 y 1430, Donatello continuó perfeccionando la técnica de pulido sobre relieves de mármol; de esta época son los delicados Ascensión con Cristo entregando las llaves a san Pedro y El banquete de Herodes. Novedosa fue también la idea de dar color, para facilitar la legibilidad, a unos grandes medallones estucados con escenas de la Vida de san Juan Evangelista.

    Al mismo tiempo, Donatello comenzó a utilizar el bronce para su trabajo. Su primera obra con este nuevo material fue el San Luis de Toulouse (h. 1423), esculpida, con gran armonía, a tamaño natural, aunque se especula con la idea de que fuera ayudado por el escultor y arquitecto Michelozzo, que dos años después se asociaría con él.

    Independientemente de los encargos, Donatello siguió trabajando de forma autónoma con el bronce como protagonista. Es el caso del relieve El banquete de Herodes (1427), donde llama la atención el fondo arquitectónico y el espacio en perspectiva.

    La realización de unos putti o angelitos para la fuente de Siena, esculpidos con un estilo que recordaba el lenguaje de las figuras etruscas de bronce, anunciaba la llegada de la que se convirtió en su obra más famosa, el David (1532). El David de Donatello está considerada la primera escultura de bulto redondo, de gran tamaño y de desnudo del Renacimiento. Su armonía y proporciones la convirtieron en una pieza representante del más puro clasicismo donatelliano.

    En 1443 recibió el encargo de ir a Padua para realizar la escultura ecuestre del conde Erasmo de Narni, llamado “Gattamelata”, primera estatua ecuestre desde la romana de Marco Aurelio. En Padua realizó otras obras en bronce como la Virgen y los santos y los relieves de los Milagros de san Antonio, y en piedra el Descendimiento, siendo su mejor obra de esta etapa la Virgen con niño.

    Durante sus últimos años viajó a Siena, donde se le encomendaron varias empresas, entre las que sólo se conserva un San Juan. Entre sus últimos trabajos realizados tras su vuelta a Florencia antes de su muerte estaban el grupo de Judith y Holofernes (1460), los púlpitos de bronce de San Lorenzo y una Magdalena (1457) en madera policromada de gran patetismo y carga trágica.

    Donatello murió el 13 de diciembre de 1466 en Florencia.