Clint Eastwood

    Clint Eastwood (nacido en 1930), actor, director y productor norteamericano, conocido por ser uno de los mejor valorados de la industria de Hollywood en la década de 1970 y por sus trabajos recientes como director, bien acogidos por el público y la crítica.

    Clinton Eastwood, Jr., nació en San Francisco (California, Estados Unidos) el 31 de mayo de 1930. A mediados de los años cincuenta, tras dedicarse a los trabajos más dispares, empezó a trabajar como actor y alcanzó la fama gracias a los westerns que rodó en Europa a las órdenes de Sergio Leone.

    Llegó a convertirse en un auténtico icono gracias a tres clásicos del género: Por un puñado de dólares (1964), La muerte tenía un precio (1965) y El bueno, el feo y el malo (1966). En ellas, Eastwood interpretaba invariablemente a un pistolero alto, delgado y seco, dotado de un peculiar encanto y un evidente atractivo.

    De vuelta en los Estados Unidos, a lo largo de la década de los 70, protagonizó la saga de Harry el sucio (1971), un auténtico fenómeno comercial que lo encumbró y le permitió empezar a dirigir sus primeras películas, como Escalofrío en la noche (1971).

    A partir de los años ochenta, la obra de Eastwood se caracterizó por la mezcla de películas taquilleras y comerciales, como El jinete pálido (1985) y En la línea de fuego (1993), con la dirección de filmes comprometidos elaborados con un notable talento narrativo, entre los que destacan Sin perdón (1992), por la que recibió varios Óscar, la romántica Los puentes de Madison (1995), Mystic River (2003) y Million Dollar Baby (2004). Este último filme obtuvo el Óscar a la mejor película y al mejor director.

    Desde el año 2006 se dedicó a explorar la Segunda Guerra Mundial a través de dos grandes películas, en las que estudia el conflicto desde dos perspectivas enfrentadas: la de los japoneses, con Cartas desde Iwo Jima (2006), y la de los estadounidenses, con Banderas de nuestros padres (2006). En 2008 estrenó Gran Torino en la que, además de dirigir, interpreta a un anciano jubilado, reaccionario y decadente que reaviva su pulsión vital a través de la relación con unos jóvenes de origen chino. En 2011 llegó a las carteleras Más allá de la vida, una reflexión sobre la fugacidad de la existencia y el vislumbre de otras percepciones de la realidad.