Francisco I de Francia

    Emblema de Francisco I, rey francés de la dinastía Valois

    Francisco I (1494-1547), rey de Francia (1515-1547) cuyo reinado se caracterizó por el cuidado y protección de las artes, propio del Renacimiento, y la intensa lucha que mantuvo con Carlos V de Alemania y I de España por la hegemonía mundial.

    Francisco nació el 12 de septiembre de 1494 en Cognac (Francia). Hijo de Carlos de Valois-Orleans, Conde de Angulema, y de Luisa de Saboya, fue proclamado rey de Francia el 1 de enero de 1515 tras la muerte de Luis XII, su antecesor en el trono, con cuya hija Claudia estaba casado.

    Cuando Francisco I comenzó su reinado las principales monarquías europeas luchaban por la hegemonía mundial. En 1519, tras la muerte de Maximiliano I, emperador de Alemania, Francisco I presentó su candidatura para hacerse con el poder y extender sus dominios. La elección de Carlos I de España, nieto de Maximiliano, resultó perjudicial para sus intereses, dado que su nación quedó rodeada por las posesiones del nuevo emperador.

    Las hostilidades entre Francisco I y Carlos V se desencadenaron en 1521. En 1525 el monarca francés fue derrotado y hecho preso en la batalla de Pavón. Los tratados de Madrid (1526) y Cambrai (1529) le obligaron a pagar una cuantiosa suma de dinero y a renunciar a sus pretensiones territoriales en Italia. Asimismo, en 1530 el rey contrajo matrimonio por segunda vez con Leonor de Austria, hermana del emperador Carlos V.

    Los enfrentamientos se reanudaron entre 1536 y 1538 y entre 1542 y 1544, año este último en que se firmó la paz de Crêpy, que significó el fin de las contiendas entre franceses y españoles.

    Durante su reinado Francisco I impulsó las artes y la cultura y se convirtió en mecenas de artistas como Leonardo da Vinci o Benvenuto Cellini.

    El monarca murió en Rambouillet (Francia) el 31 de marzo de 1547.