Benjamin Franklin

Benjamin Franklin (1706-1790), científico, filósofo y político estadounidense, célebre por ser uno de los autores de la Constitución y por su contribución a la independencia de las colonias norteamericanas respecto al imperio británico (1783).

Primeros años

Nacido el 17 de enero de 1706 en la ciudad de Boston (Estados Unidos), en el seno de una humilde familia de diecisiete hermanos, a los diez años abandonó la escuela para comenzar a trabajar, primero en la cerería de su padre y después en la imprenta de su hermano James (editor de un diario contrario a las ideas teocráticas de la aristocracia puritana, que influyó en su pensamiento).

Durante esos años completó su formación con la lectura de El ensayo sobre el entendimiento, de John Locke, y El espectador, de Addison, entre otras obras.

Impresor y editor

En 1723 se mudó de Boston a Filadelfia (Estados Unidos), desde donde viajó a Gran Bretaña para trabajar con los impresores Palmer y Wall. Tres años después, regresó a Filadelfia, donde residió durante el resto de su vida. Allí se estableció y prosperó como impresor y editor, creando su propio negocio y un diario, y escribiendo el Almanaque del buen Ricardo, bajo el pseudónimo de Richard Saunders, muestra de su saber sencillo y práctico.

Más tarde fundó en Filadelfia el club de debate Junto (origen de la ulterior Sociedad Filosófica de Estados Unidos), una biblioteca, una compañía de seguros contra incendios, un hospital y una academia (la futura Universidad de Pennsylvania). El carácter pionero de algunos de estos proyectos, así como la pertenencia de Franklin a círculos masones, hicieron que pronto fuera muy conocido.

Científico e inventor

Dentro de su actividad científica, inventó el pararrayos y las gafas bifocales, enunció el principio de conservación de la electricidad, tras experimentar con la botella de Leiden, acuñó algunos términos científicos aún vigentes (batería, conductor, cargas positivas y negativas) y descubrió el poder de las puntas metálicas.

Además, demostró que el relámpago es una descarga eléctrica, llevando a cabo el famoso experimento de la cometa, y postuló la teoría del fluido único, explicando así la existencia de dos tipos de cargas eléctricas: positivas y negativas.

Célebre por sus experimentos científicos, recogidos en diversos escritos y traducidos al francés, alemán e italiano, obtuvo el reconocimiento de la Royal Society de Londres y la Academia de Ciencias de París, entre otras importantes instituciones.

Además, contribuyó a mejorar la vida diaria con la invención de una estufa de hierro, que producía más calor utilizando menos combustible, y con otras innovaciones en la pavimentación y el alumbrado público.

Político

Dentro de su actividad pública, fue miembro del Consejo Municipal de Filadelfia (1748) y de la Asamblea de Pennsylvania (1750), e inspector general de Correos en las colonias británicas en América, mejorando el sistema de postas.

En 1757 fue elegido por la Asamblea de Pennsylvania para negociar con el monarca británico la recaudación de impuestos por la propiedad de la tierra por parte de los colonos, permaneciendo en Londres hasta 1762 como máximo representante de las colonias americanas.

A pesar de que su declaración en la Cámara de los Comunes británica (1766) contribuyó a la revocación de la Stamp Act (Ley del Timbre), tributo impuesto a las colonias, más tarde se establecieron otros gravámenes. El clima de tensión generado llevó a Franklin a cuestionarse la lealtad al rey Jorge III y a asumir la imposibilidad de un país libre, aunque dependiente del imperio británico.

Independencia de los Estados Unidos de América

Elegido diputado del primer Congreso estadounidense, fue uno de los autores de la Declaración de la Independencia (4 de julio de 1776) y colaboró con la guerra de las colonias contra el imperio británico como diplomático, viajando a Canadá y Francia en busca de cooperación y negociando la alianza con España y el país galo, donde fue bien recibido por los ilustrados.

Gracias a sus anteriores labores como diplomático, fue el signatario representante de los Estados Unidos de América en la firma del Tratado de Versalles (3 de septiembre de 1783), que supuso la paz con Gran Bretaña y el reconocimiento por parte de ésta de la independencia de Estados Unidos.

A su regreso de Francia (1778-1785), participó, como máximo representante de su país, en la redacción de la Constitución de 1789.

De espíritu filántropo, solicitó al Congreso la abolición de la esclavitud unos meses antes de su fallecimiento, sucedido el 17 de abril de 1790 en Filadelfia.