Thomas Gainsborough

    Thomas Gainsborough, El Señor y la Señora Andrews.

    “El paseo matinal”, creación pictórica del artista Thomas Gainsborough (National Gallery, Londres)

    Thomas Gainsborough (1727-1788), pintor de retratos y paisajes inglés, uno de los más versátiles del siglo XVIII, conocido por su innovadora idea de incluir paisajes de fondo en los retratos de la aristocracia británica.

    Gainsborough nació el 14 de mayo de 1727 en Sudbury (Suffolk, Inglaterra). Al descubrir sus habilidades artísticas, sus padres le enviaron a Londres a estudiar pintura con Hubert Gravelot, quien le enseñó el estilo rococó francés. Gainsborough comenzó a pintar retratos, si bien se interesó fundamentalmente por la pintura paisajística. La influencia de los pintores holandeses del siglo XVII, sobre todo de Anthony van Dyck, se percibe en sus paisajes.

    En 1945 se trasladó a Ipswich y entre 1760 y 1774 vivió en Bath, donde, a pesar de la demanda para realizar retratos, continuó pintando paisajes. En ese último año de estancia en Bath, el rey Jorge III le invitó a pintar un retrato de él y de la reina consorte, Carlota Sofía en Londres; ciudad en la que Gainsborough se establecería a partir de entonces.

    Gainsborough introdujo un nuevo elemento en la pintura del siglo XVIII al aunar en un mismo cuadro un retrato y un paisaje. Se convirtió en el pintor favorito de la nobleza británica, retratando figuras elegantes con colores fríos y una pincelada delgada. En cuanto a los paisajes, fue un claro precedente del movimiento impresionista y una influencia para el también pintor paisajista británico John Constable.

    Algunas de sus obras más importantes son Las hijas del artista, Retrato de las hermanas Linley, El joven de azul, El Señor y la Señora Andrews y su obra maestra El carro hacia el mercado.

    Gainsborough murió en Londres el 2 de agosto de 1788.