Jerjes I de Persia

    Jerjes I de Persia (h. 519-465 a.C.), rey de Persia que dirigió la Segunda Guerra Médica contra los griegos y cuya derrota provocó el inicio de la decadencia del Imperio persa.

    Khshayarsha o Xerxes nació hacia 519 a.C., hijo de Darío I y Atosa, hija de Ciro II el Grande. Miembro de la dinastía de los Aqueménides, subió al trono del imperio persa en el 486 cuando murió su padre, a pesar de no ser el primogénito.

    Al acceder al poder y, tras aplacar rebeliones en Egipto y Babilonia, Jerjes trató de vengar la derrota sufrida en la batalla de Maratón (490 a.C.) frente a los griegos durante la Primera Guerra Médica. A tal fin, y durante tres años, el ejército persa erigió dos puentes para atravesar el estrecho de Helesponto (actual estrecho de Dardanelos), construyó un canal que atravesaba la península de Athos y acumuló suministros en diferentes lugares. Terminados los preparativos, en la primavera del 480 a.C. Jerjes partió al frente de su ejército desencadenando la Segunda Guerra Médica.

    Si bien al principio los persas consiguieron destacados triunfos e incluso lograron derrotar al ejército griego de Leónidas, en el desfiladero de las Termópilas, cuando el monarca persa continuó hacia Beocia y el Ática y llegó hasta Atenas, la flota griega se había recuperado, logrando la victoria sobre los persas en la batalla de Salamina.

    Posteriormente, cuando Jerjes ya había decidido volver a casa y dejar el ejército en manos de su cuñado Mardonio, los persas volvieron a ser derrotados en las batallas de Platea y Mícale. Estos hechos, que obligaron al retroceso de las tropas persas, aceleraron la victoria de los griegos.

    Durante sus últimos años Jerjes se olvidó de las cuestiones militares y se centró en temas religiosos y artísticos, construyendo palacios y monumentos en Persépolis y otras ciudades.

    Jerjes murió en Persépolis en el año 465 a.C., asesinado por el capitán de la guardia de palacio, sucediéndole en el trono su hijo Artajerjes I.