Juan Pablo II

El papa Juan Pablo II realizó una histórica visita a Cuba en enero de 1998

Juan Pablo II (1920-2005), primer papa no italiano en 455 años y el primero en la historia de origen eslavo. Conocido como “el Papa Viajero”, Juan Pablo II realizó innumerables viajes por todo el mundo tratando de promover la comprensión entre distintas naciones y religiones.

Karol Jósef Wojtyla nació el 18 de mayo de 1920 en Wadowice (Polonia), hijo de Karol Wojtyla, miembro del ejército polaco y de Emilia Kaczorowska, que murió cuando él tenía ocho años. Tras finalizar el bachillerato en el instituto de Wadowice, en 1938 se trasladó junto a su padre a Cracovia para estudiar Filología Polaca en la Universidad de Jagellónica. Sin embargo, cuando los nazis invadieron Polonia el 1 de septiembre de 1939, Wojtyla tuvo que interrumpir sus estudios. Durante los años siguientes trabajó en una cantera de piedra para evitar ser arrestado y continuó con sus estudios de manera clandestina.

Trayectoria eclesiástica

Tras la muerte de su padre en 1941 sintió la vocación del sacerdocio y empezó a asistir tras finalizar su jornada laboral al seminario organizado por Stefan Sapieha, Cardenal Arzobispo de Cracovia. Cuando los alemanes abandonaron Polonia en 1945, Wojtyla volvió a la Universidad, si bien esta vez a la Facultad de Teología.

En noviembre de 1946 fue ordenado sacerdote de la Iglesia Católica por Sapieha, y los dos años siguientes los pasó en Roma completando su primer doctorado sobre San Juan de la Cruz. Regresó a Polonia y durante la década siguiente finalizó su segundo doctorado y fue profesor de las universidades de Jagellónica y Lublín.

En 1958 el Papa Pío XII le nombró obispo auxiliar de Cracovia, y tras la muerte del entonces arzobispo en 1962 y en mitad de la celebración del Concilio Vaticano II, fue nombrado Arzobispo de Cracovia.

Cinco años más tarde, en junio de 1967, el Papa Pablo VI le nombró cardenal, y desde ese momento llevó a cabo una intensa actividad intelectual y pastoral, como la creación de una iglesia en un suburbio industrial de Cracovia llamado Nowa Huta, o la publicación de su libro filosófico Persona y acto, en 1969.

Papado

Tras la muerte del papa Pablo VI en agosto de 1978, el Colegio de Cardenales eligió a Juan Pablo I como su sucesor, quien murió 33 días después, por lo que se eligió a Wojtyla en un nuevo cónclave celebrado el 16 de octubre de 1978. Wojtyla adoptó el nombre de Juan Pablo II y se convirtió en el primer Papa no italiano desde Adriano VI (1522-1523).

Su pontificado se caracterizó por el extenso número de viajes que realizó por todo el mundo con diferentes objetivos, entre ellos, llevar a cabo campañas a favor de los derechos humanos y pedir la libertad religiosa para todos.

El 13 de mayo de 1981 fue disparado por el turco Mehmet Alí Agca durante la celebración de la fiesta de la Virgen de Fátima. Tras recuperarse, continuó con sus viajes, publicó diversas encíclicas y celebró consistorios en los que nombraba nuevos cardenales.

Asimismo, Juan Pablo II celebró diversos encuentros internacionales con jóvenes a lo largo de su pontificado en ciudades como Roma, Buenos Aires, Santiago de Compostela o Denver. Con el objetivo de establecer relaciones entre las distintas religiones, en 1986 se convirtió en el primer papa en entrar en una sinagoga y en 2001 en una mezquita.

En la década de 1990 del siglo pasado su salud empeoró a causa de la enfermedad del parkinson, lo que no le impidió mantener sus compromisos y seguir congregando a los fieles.

Juan Pablo II falleció en el Vaticano el 2 de abril de 2005 y fue enterrado en la basílica de San Pedro. En abril de 2014 fue canonizado por el papa Francisco.