Karl Marx

Karl Marx

Karl Marx (1818-1883), pensador, economista y político alemán, fue el autor de una de las teorías políticas y económicas más influyentes de la época contemporánea.

Primeros años

Karl Heinrich Marx nació en Trier (Alemania), el 5 de mayo de 1818 en el seno de una familia judía, siendo su padre un abogado dedicado a la política que, para mantener su cargo, fue obligado a abrazar la religión protestante. El joven Marx se crió en un ambiente económicamente desahogado, gracias a lo cual recibió una completa formación, con especial incidencia en la filosofía y las humanidades. Alumno brillante en la etapa colegial, ingresó en la Universidad de Bonn para estudiar Derecho, siguiendo los deseos de su padre, aunque su principal afición siguieron siendo las lecturas de Historia, Economía o Filosofía.

Ya en esta época comenzó a participar en algunos movimientos estudiantiles, ingresando, en 1836, en la Universidad de Berlín, donde tomó contacto con la filosofía de Hegel, que en el futuro tendría gran influencia sobre él. Igualmente, en Berlín se integró en un grupo aglutinado en torno a Bruno Bauer, profesor de teología que defendía la irrealidad de los evangelios. También por esta época comenzó su noviazgo con Jenny von Westphalen, hija de una familia amiga de sus padres, cuya relación no es aceptada por ninguna de las partes, pero con quien se casó siete años después. Mientras, en 1841 Marx leyó en Jena su tesis doctoral, en la que estudiaba la filosofía de Epicuro y Demócrito. Ese mismo año empezó también a escribir en la Rheinische Zeitung, revista de Colonia de cuya dirección se ocuparía en 1842.

Entrada en política y El manifiesto comunista

Al mismo tiempo que la Filosofía, su gran pasión, Marx fue acentuando su interés por la política, acogiendo las ideas de la izquierda republicana. Su reconocido izquierdismo y sus posiciones combativas, defendidas desde la tribuna de sus publicaciones, le impidieron ser nombrado catedrático en Berlín. Con su revista clausurada, y debido a los ingresos escasos e irregulares que percibía, decidió trasladarse a París con la idea de fundar una nueva revista, de corte europeo. En la capital francesa, el joven Marx entabló contacto con grupos socialistas, trabando amistad con Friedrich Engels, que se convirtió en su compañero inseparable. Igualmente, conoció a Bakunin y a Proudhon. La nueva revista no pasó del primer número y Marx, empobrecido, se vio obligado a pedir préstamos a sus amigos, con los cuales pudo mantener a su hija Jenny.

Los artículos que publicó provocaron, no obstante el escaso éxito de la revista, una profunda agitación. La presión del gobierno prusiano hizo que Francia le expulsara, obligándole a establecerse en Bruselas. Fue en esta ciudad donde ingresó en la Liga de los Comunistas, radicalizando sus posiciones políticas. En esta época elaboró diversos escritos filosóficos, en los que atacaba con dureza las ideas de Bruno Bauer y las del socialista utópico Proudhon. El pensamiento de Marx se hizo entonces más internacionalista, defendiendo que, en todos los países, los obreros eran igualmente explotados por el capital, por lo que hacía un llamamiento a una revolución universal. Estas ideas, puestas en común con Engels, se plasmaron en una publicación de 1848, el Manifiesto comunista, que pronto se convirtió en fundamental.

Difusión de su ideología, la Internacional y El Capital

Tras participar en los movimientos revolucionarios de ese año, y después de ser detenido y torturado, Marx fue expulsado del país, instalándose en Colonia, donde fundó una nueva publicación que, esta vez sí, alcanzó gran éxito, debido al clima revolucionario que se respiraba en buena parte de Europa en aquel momento. Marx, con apenas 30 años, era ya un reconocido ideológico izquierdista, siendo su figura y sus ideas seguidas en un buen número de países. Es este éxito y la difusión de su ideología anti-sistema lo que, precisamente, provocó la suspensión de su periódico por el gobierno de Renania, lo que, una vez más, causó la ruina de la familia. Falto de recursos y acusado de traición, Marx y su prole se trasladaron por Alemania y Francia, consiguiendo más tarde recalar en Londres, punta de lanza mundial de la revolución industrial y lugar que, para Marx, la explotación de los obreros acabaría por derivar en la primera gran revolución proletaria.

En Londres, Marx habitaba en uno de los barrios más pobres, ingresando algo de dinero gracias a la publicación de algunos artículos y a la ayuda de amigos como Engels. El encargo de algunos artículos por parte del New York Tribune contribuyó a paliar la penuria de modo temporal, pero la muerte sucesiva de varios de sus hijos agravó la situación. En 1864, por suerte, recibió la herencia de un amigo, Wilhelm Wolf, a quien Marx, en agradecimiento, dedicó el primer volumen de El Capital. Además de en la preparación de este libro, Marx trabajó por esta época en la organización de la Asociación Internacional de Trabajadores, conocida como la Primera Internacional, participando activamente en todas las discusiones. Fruto de este movimiento organizativo, en 1871 se produjo en París un estallido revolucionario, la Comuna, cuyo fracaso significó un duro golpe para la Internacional, debilitada además por las discusiones entre los anarquistas, liderados por Bakunin, y los socialistas-comunistas, seguidores de Marx y Engels. Disuelta la Internacional en 1872, Marx participó en la creación del Partido Socialista Alemán en 1875, su último gran acto político antes de retirarse y dedicarse de lleno a la reflexión teórica. En 1881 falleció su esposa, Jenny, y Marx apenas le sobrevivió un año, muriendo en Londres el 14 de marzo de 1883.

Pensamiento

Sin duda alguna, Marx fue una de las figuras históricas más influyentes, siendo tanto su pensamiento como su obra fundamentales para entender buena parte de la historia del siglo XX y del mundo actual. Entre sus publicaciones, aparte de las ya citadas, se encuentran tratados de economía, filosofía o historia, como Contribución a la crítica de la economía política, El 18 Brumario de Luis Bonaparte o La Sagrada Familia.

El pensamiento de Marx se define como comunismo, siendo considerado su máximo representante. El concepto central de las teorías marxistas es el materialismo, según el cual el factor más determinante de una sociedad es la economía, pues toda sociedad está basada en una estructura económica, que condiciona una estructura superior, la superestructura, formada por el pensamiento y las ideas. Todas las sociedades, históricamente, se han dividido en dos grandes clases: los dominantes, poseedores de los medios de producción, y los dominados o fuerzas productivas, es decir, los trabajadores. De un modo cíclico, afirma Marx, las fuerzas productivas se rebelan en contra de su situación de dominados, lo que genera una revolución social que acaba por transformar la superestructura, es decir, las ideologías y el pensamiento. En definitiva, el motor de la historia es esta relación dialéctica entre las clases sociales, enfrentadas siempre por el control de los medios y las relaciones de producción. Y, finalmente, el motor último de todo este proceso es el hombre, al que Marx concibe no como un sujeto pasivo, sino como un ser activo, con capacidad para transformar la naturaleza y la sociedad.

Sin embargo, en el contexto socioeconómico industrial que Marx analiza, el hombre se encuentra sojuzgado por el sistema capitalista, pues su trabajo y el producto de éste no lo realiza en favor propio, sino de otros. El hombre se encuentra, pues, alienado, deshumanizado, centrado en el único fin de acumular objetos y bienes, y la principal consecuencia de esta alienación es la propiedad privada, generadora de egoísmo, desigualdad e insolidaridad entre los hombres, por lo que Marx y su doctrina, el comunismo, abogan por su supresión.

Cronología de Karl Marx

1818 – Nace Karl Marx en Tréveris, Alemania.

1836 – Estudia Universidad de Berlín. Toma contacto con la filosofía de Hegel.

1841 – Presenta su tesis sobre la filosofía de Epicuro. Se traslada a Bonn.

1842 – Se convierte en jefe de redacción de la revista Rheinische Zeitung.

1843 – Viaja a París. Entabla contacto con grupos socialistas. Conoce a Engels.

1845 – Se instala en Bruselas. Ingresa en la Liga de los Comunistas.

1848 – Publica, junto a Engels, el Manifiesto comunista. Participa en procesos revolucionarios. Se instala en Colonia.

1849 – Es detenido y expulsado de Alemania. Se instala en Londres.

1851 – Trabaja como corresponsal del New York Tribune.

1864 – Funda la I Internacional en Londres (Asociación Internacional de Trabajadores).

1867El Capital.

1871 – Estallido revolucionario. La Comuna.

1872 – Se disuelve la I Internacional.

1875 – Funda el Partido Socialista Alemán.

1883 – Fallece en Londres.

Esquema de Karl Marx

Pensador, economista y político alemán. Es el autor de una de las teorías políticas y económicas más influyentes de la época contemporánea, el comunismo. Plasma sus ideas en el Manifiesto comunista, publicado en 1848. El concepto central de su teoría es la consideración de que el factor más determinante de una sociedad es la economía.