Schelling

    Friedrich Wilhelm Joseph von Schelling (1775-1854), pensador alemán, representante del idealismo, pretendió superar las deficiencias de las doctrinas kantianas identificando el pensamiento con la naturaleza, la cual entendía además como una manifestación de Dios.

    Nacido el 27 de enero de 1775 en Leonberg, una pequeña localidad cercana a Stuttgart (Württemberg, actual Alemania), en una familia muy religiosa, estudió teología en Tubinga, dedicándose a la docencia desde 1798 como catedrático en la universidad de Jena.

    Influido por el pensamiento de Fichte, pronto desarrolló un sistema filosófico propio que le valió un temprano reconocimiento en toda Alemania. Después de pasar una temporada en Munich, trabajó gran parte de su vida en la universidad de Berlín. Murió el 20 de agosto de 1854 en Bad Ragaz (Suiza).

    Entre sus obras destacan Sobre el alma del mundo (1798), Sistema del idealismo trascendental (1800), Bruno o sobre el principio natural y divino de las cosas (1802), Filosofía y religión (1804) y Las edades del mundo, publicada en el año 1811.

    La filosofía de Schelling es una de las que mejor expresa el idealismo trascendental del siglo XIX, así como muchos elementos del romanticismo alemán. Gran estudioso de Fichte, el pensador alemán pretendía superar los límites impuestos por Kant rompiendo las barreras que separan al sujeto y al objeto.

    En la teoría del conocimiento kantiana, los límites del conocimiento estaban establecidos por los objetos, por la naturaleza; y Schelling propuso la identificación entre el pensamiento, la materia, y la naturaleza, con el fin de darle al hombre una libertad absoluta. Para ello explicó cómo la propia naturaleza alcanza en la conciencia, en el espíritu, un momento de reflexión.

    El pensamiento no es sino la naturaleza que se sublima, que se mira a sí misma a través del hombre. Schelling planteaba además un panteísmo romántico en el que la naturaleza era comprendida como la manifestación de lo divino. El reino de Dios se encontraba en el mundo, y se desplegaba a lo largo de la historia.