Bamako

    Ciudad de Malí, capital de la república, situada en el curso bajo del río Níger, en el sudoeste del país.

    La ciudad de Bamako, que está enclavada en el punto exacto a partir del cual el río Níger se hace navegable durante la estación de las lluvias (de mediados de junio a mediados de diciembre), es actualmente el principal centro administrativo, económico y de comunicaciones de la República de Malí. Asimismo, es capital de la región homónima de Bamako.

    El desarrollo urbano de la ciudad ha sido muy rápido, pasando de ser una pequeña aldea a finales del siglo XIX, a una urbe que se ha expandido por ambas orillas del río Níger. Tiene algo más de un millón de habitantes. La década de 1960 fue la de mayor crecimiento debido a la inmigración de población rural por causa de una persistente sequía.

    El transporte fluvial es fundamental para la economía de la ciudad. El río Níger es navegable de forma natural desde Bamako hasta Kouroussa en Guinea, situada a 360 kilómetros al sur. Hacia el norte, la apertura de un canal artificial que evita los rápidos de Sotuba ha permitido remontar el río hasta Gao, situado a 1.398 kilómetros. Petróleo, productos farmacéuticos, químicos y cemento parten de Bamako hacia el sur, mientras que hasta la ciudad llegan arroz y cacahuetes para ser redistribuidos a través de la línea férrea que une el Níger con Dakar en Senegal.

    Bamako fue un importante centro comercial y religioso perteneciente al imperio de Malí, que dominaba el comercio entre el Magreb y el África subsahariana. Desde el siglo IX hasta el XV, la ciudad despuntó por la calidad de sus escuelas islámicas. Sin embargo, tras la decadencia de éstas quedó convertida en una pequeña villa que fue ocupada por el capitán Joseph Simon Gallieni en 1883, al mando de las tropas de ocupación francesas. El nombramiento, en 1908, de la villa como capital del Sudán francés, cambió el destino de la ciudad, que se ha convertido en una de las urbes más grandes de la región.

    En la actualidad es una ciudad bulliciosa, sede universitaria y con aeropuerto internacional. Sus atractivos más destacables son el gran mercado, los jardines botánicos, el zoo y la arquitectura tradicional de adobe de muchas de sus casas.