Andorra la Vella

    ingimage

    Andorra la Vella es la capital del Principado de Andorra, pequeño estado situado entre Francia y España. Se encuentra ubicada en la falda de los montes Pirineos. El río Valira discurre por la ciudad.

    Andorra la Vella tiene un clima continental pirenaico. Se trata de la ciudad más poblada del principado, con cerca de cuarenta mil habitantes. Su lengua oficial es el catalán, aunque también se hablan el español y el francés.

    La población (en torno a 20.000 habitantes) está compuesta por andorranos y emigrantes de origen español, portugués y francés. La mayoría de la población es católica.

    La economía de la ciudad está orientada al turismo. Los bajos impuestos y la inexistencia de tasas de aduana permiten la importación de artículos de consumo a muy bajo precio. Los productos electrónicos, junto a otros de producción propia, como el tabaco, son el mayor reclamo de los numerosos comercios de Andorra.

    Otro importante recurso económico lo constituye el turismo rural, unido a las excelentes condiciones para la práctica de deportes alpinos.

    La ciudad está bien comunicada por carretera con el resto del principado. También con España y Francia.

    La independencia del principado se remonta al 803 d.C., año en que Carlomagno reconquistó el territorio a los árabes. Carlos II cedió Andorra al condado de Urgel, quien lo cedió más adelante al obispado de Urgel. La disputa posterior entre el obispado español y los herederos del condado francés, fue resuelta con un acuerdo de gobierno basado en la fidelidad a ambos principados, en vigor hasta la constitución establecida en 1993. Andorra la Vella ha sido siempre la capital del principado.

    La Casa de la Vall es el elemento arquitectónico más destacado de la ciudad. Se trata de una casa fortificada construida en el siglo XVI, que sirve de sede al Consell General del principado. Otros edificios destacados son la iglesia románica de San Estéfano, del siglo XI, y la de Santa Coloma.