Eduardo (Lago)

    Para los africanos Rutanzige,el lago Eduardo se encuentra ubicado en el área centro oriental del continente africano, en la frontera entre la República Democrática del Congo y Uganda, y a una altitud aproximada de 912 metros. Se trata de uno de los lagos más destacados de África integrado en el Valle del Rift. Cubre una superficie de 2.150 kilómetros cuadrados, su longitud alcanza los 77 kilómetros y su anchura cercana a los 42 kilómetros.

    Una de las principales fuentes que alimentan el lago Eduardo es el río Rutshuru, afluente del Nilo Blanco. Cuenta con dos vías que le sirven de enlace con otros lagos de la zona: el río Simliki permite la conexión con el lago Alberto, situado más al norte, mientras que el canal Kazinga propicia su empalme por el nordeste con el lago Jorge (también llamado Gweru), situado en Uganda. Sus márgenes septentrional y meridional presentan llanuras de escasa altura, mientras que sus riberas oriental y occidental son mucho más accidentadas y montañosas. El carácter salino de sus aguas se debe a la abundancia de elementos minerales. Eso no impide, sin embargo, que el lago Eduardo sea al hábitat de diferentes tipos de peces, cocodrilos y aves acuáticas. En su entorno existen también especies animales salvajes que son preservadas en el ámbito de las instalaciones del Parque Nacional de Virunga, en el Congo, y en el Parque Nacional Reina Isabel, de Uganda.

    Denominado Rutanzige en la lengua local y conocido anteriormente también como Albert Edward Nyanza, su descubridor, Henry Morton Stanley, lo bautizó en 1888 como lago Eduardo en honor al entonces príncipe de Gales y posterior monarca británico Eduardo VII. Antes de hallar el lago Eduardo, al que llegó a través del río Semliki, Morton Stanley ya había recorrido el lago Jorge en 1875 con la convicción de que éste pertenecía al lago Alberto.