Benué

    Escrito también Bénoué, es un río de África, situado al oeste de la parte central del continente, y el afluente más importante del Níger. A lo largo de su curso recorre unos 1.400 kilómetros.

    Nace a más de 1.300 metros de altitud, en las montañas que rodean la meseta de Adamaua, en el norte de Camerún, desde donde se precipita formando cascadas y rápidos. En su curso medio toma dirección sudoeste, que le lleva a atravesar Nigeria y Níger, hasta verter sus aguas en el río Níger, cerca de la ciudad de Lokoja, a unos 480 kilómetros de la costa del Atlántico. En el punto de unión entre ambos ríos, un banco de arena recorre el Benué, de modo que el nivel del agua apenas alcanza los 0,6 metros durante la época del estiaje. El Benué es navegable casi en su totalidad, en una distancia de 965 kilómetros, pero sólo durante los meses más cálidos, entre mayo y septiembre, en los que se registra la mayor cantidad de precipitaciones. El río constituye una arteria vital para el transporte de mercancías entre las zonas por las que discurre y soporta un tráfico comercial bastante intenso de importaciones, fundamentalmente de petróleo, y exportaciones, en especial de algodón y cacahuetes. Entre sus afluentes figuran los ríos Taraba, Katsiba-Ala y Mayo-Kebbi. Las aguas de este último enlazan con las del río Logone y forman parte de la estructura del lago Chad. Las riberas del Benué son el lugar de asentamiento de diferentes grupos nativos, como los Taraba y los Donga.