Orange (Río)

    Río localizado en el sur de África que discurre desde Lesotho, siguiendo una dirección este-oeste, hasta desembocar en la bahía de Alexander, en el océano Atlántico. Su recorrido alcanza los 2.100 kilómetros y su región fluvial ocupa una extensión de 852.000 kilómetros cuadrados.

    El Orange parte de Mount-aux-Sources, en las montañas Drakensberg de Lesotho. Dentro del territorio de la República de Sudáfrica se le une el río Caledon, constituyendo la divisoria entre el Estado Libre de Orange, situado al norte, y la provincia de Norte del Cabo, al sur. Al atravesar esta provincia acoge las aguas del río Vaal, su afluente más importante, delimitando el extremo sur del desierto de Kalahari. Continúa su trayectoria por la ciudad de Upington y, después de dejar atrás Kakamas, da lugar a las cataratas de Aughrabies. Ya en su recta final, sirve de frontera entre Sudáfrica y Namibia.

    Durante la época estival, el caudal del río Orange alcanza su máximo nivel al derretirse las nieves de los montes Drakensberg y como consecuencia también de las abundantes precipitaciones que se registran en su curso superior.

    Las tierras por las que discurre el Orange son yermas, pero una adecuada explotación de las aguas del río, a través de la construcción de presas y canales, permiten su óptima utilización para una agricultura de regadío (que incluye cosechas de maíz, algodón, alfalfa, uvas y dátiles), para la generación de energía hidroeléctrica y como fuente de suministro a la población urbana. El Orange no es navegable a causa de la continua presencia de rápidos y saltos.

    Parece ser que Jacobus Coetsee, un cazador afrikáner de elefantes, fue el primer hombre blanco que atravesó el entonces denominado río Groot hacia 1760. Siguieron posteriormente las incursiones de otros exploradores, como Hendrik Hop, William Paterson, Francois Le Vaillant y el holandés Robert Jacob Gordon, que lo bautizó con su nombre actual en honor a la casa real holandesa de Orange.