Tubo de Pitot

    Dispositivo ideado por el ingeniero francés Henri Pitot que sirve para medir velocidades y presiones en los fluidos, el tubo de Pitot se compone de dos tubos muy finos, que se sitúan en paralelo a las líneas de corriente del flujo laminar. Uno de ellos está provisto de una abertura lateral y se encuentra unido a un manómetro que mide la presión estática, p. El otro presenta una abertura en la punta, lugar en el que, por producirse un estancamiento, la velocidad del fluido es nula.

    Si se considera el tubo que tiene la abertura en su punta y en ese lugar se aplica el teorema de Bernoulli, al ser la velocidad nula, llamando p’ a la presión dinámica:

    h + p + · v2 = h + p’ + · 02

    siendo h la altura geométrica (igual en ambas situaciones), v la velocidad del fluido y la densidad del mismo. De esta ecuación se deduce que:

    p + · v2 = p

    Si se coloca en una misma sonda ambos tubos (el de abertura lateral y el de abertura en la punta) y se conectan a sendos manómetros, por lectura de los mismos pueden determinarse los valores de p y de p’. Así se podrá conocer la velocidad del fluido, v.

    Los tubos de Pitot se usaron profusamente en aeronáutica en el pasado para medir la velocidad de los aviones.