Viscosímetro

    Se llama viscosímetro a un dispositivo que sirve para medir la viscosidad de un líquido en comparación con la del agua. Este instrumento se basa en que el tiempo, t, que invierte un líquido en fluir por un capilar es:

    t = k· (1)

    donde k es una constante que depende del tubo, el coeficiente de viscosidad del fluido y d su densidad.

    Un modelo de viscosímetro muy extendido es el de Ostwald, un tubo en U, con sus dos ramas abiertas y dotadas de sendos depósitos esféricos. En una de las ramas, la esfera está precedida de un embudo y seguida de un capilar que se une a la rama general, de mayor grosor. Esta esfera tiene dos marcas en su entrada, junto al embudo y en la salida, junto al capilar.

    Para medir la viscosidad de un cierto líquido, se tapa con un dedo el extremo de la rama que tiene la esfera sin marcas y, por medio del embudo, se va llenado el dispositivo, hasta que el nivel alcance parte de la esfera de la rama tapada. Si se retira el dedo, el fluido comenzará a descender lentamente. Entonces se mide el tiempo, t, que tarda en pasa por ambas marcas.

    En el caso del agua, si el tiempo es ta, y es el coeficiente de viscosidad del agua, como la densidad del líquido es 1, se cumplirá que:

    (2)

    Dividiendo (1) por (2):

    Por tanto, la viscosidad de un líquido con respecto al agua es igual a producto de su densidad por el cociente de los tiempos de flujo de ambas sustancias. Naturalmente, la viscosidad así determinada debe ir acompañada de la temperatura a la que se realizó la medición, ya que ésta influye muy notablemente sobre aquélla.

    Hoy día, la industria ofrece una amplia de gama de viscosímetros (rotacionales, de dilución, tipo copa, etc.).