Crecimiento demográfico (tasa de crecimiento natural o vegetativo)

    El crecimiento demográfico o tasa de crecimiento natural o vegetativo (Tcv) es el índice que pone en relación el número de nacidos y fallecidos durante un año con la población total:

    Si el resultado es un número positivo, se deduce que los nacimientos superan a las defunciones y por tanto, que la población del país crece. Si, por el contrario, el resultado es negativo, significa que hay más fallecimientos que nacimientos y por tanto, se puede hablar no sólo de que la población decrece sino de que envejece (es decir, proporcionalmente cada vez hay más personas mayores y menos jóvenes).

    Este índice, junto al de natalidad, fecundidad, mortalidad y esperanza de vida, sirve para analizar la evolución de los grupos poblacionales que son objeto de estudio.

    En cualquier caso, el cálculo de la tasa de crecimiento natural o vegetativo no sirve totalmente para conocer la situación real de un país. Al fin y al cabo, trata al conjunto poblacional como un ente cerrado que no cuenta con aportaciones humanas externas; para conocer el crecimiento real de la población se necesita tener en cuenta el saldo migratorio: es decir, restar el número de emigrantes (aquellos que salieron del país) al de inmigrantes (aquellos que llegaron al país) y sumar el resultado al crecimiento vegetativo.