Esperanza de vida

    La esperanza de vida se define como el promedio de años que vive una persona.

    En los países económicamente más avanzados, la media se sitúa en torno a los 78 años (es decir, se calcula que una persona vivirá alrededor de 78 años) mientras que en los países menos desarrollados la esperanza de vida puede no superar la barrera de los 50 años.

    Esta diferencia se puede deber a multitud de factores: desde la existencia de guerras (que afectan sobre todo a la población masculina) hasta las condiciones sanitarias. De hecho, aunque está demostrado que las mujeres suelen vivir más que los hombres, en los países subdesarrollados la esperanza de vida de las mujeres es menor que la de la población masculina debido, principalmente, a problemas médicos surgidos durante los embarazos y partos.

    Al igual que la tasa de mortalidad infantil sirve para estudiar más a fondo las condiciones sanitarias de un país. El concepto de esperanza de vida ayuda a relativizar el índice de mortalidad relacionándolo con el envejecimiento poblacional.