CIENCIAS NATURALES
CIENCIAS SOCIALES
ECONOMÍA
EDUCACIÓN FÍSICA
285 artículos

Acantilado

Accidente geográfico consistente en una pared rocosa vertical o casi vertical que puede encontrarse en las costas montañosas y a los costados de los ríos. Los acantilados están formados por rocas, material duro, resistente a la erosión. Entre las rocas sedimentarias que los constituyen se encuentran la arenisca, la caliza, la limonita y la dolomita; y entre las ígneas, el granito y el basalto. Las escarpaduras son un tipo particular de acantilado, producido por la acción de una falla tectónica o bien por un deslizamiento del terreno. Puesto que un acantilado no debe ser necesariamente vertical, sino que puede poseer cierta inclinación, en ocasiones resulta complicado diferenciar un acantilado de una pendiente abrupta. En cualquier caso, en la base de los mismos acostumbra a existir un talud. Cuando el clima es seco, en dicho talud se forma una acumulación de fragmentos rocosos desprendidos de la pared del acantilado. Si por el contrario el clima es húmedo, tales rocas se hallan...

Acidificación del suelo

Incremento de la concentración de iones de hidrógeno (H+) en los suelos. En el ámbito biogeoquímico tiene especial importancia el control del proceso de acidificación. Al igual que sucede con la formación y la erosión de los estratos superficiales, su acidificación también tiene lugar de manera espontánea, por el arrastre de iones con el agua de lluvia o por la descomposición microbiana de los organismos que conforman el componente biológico de los suelos. Sin embargo, la acidez puede ser inducida por el uso abusivo de fertilizantes acidificantes y por efecto de la contaminación a través de la lluvia ácida. Así se llama a la precipitación que arrastra los contaminantes suspendidos en la atmósfera, sobre todo dióxido de azufre y óxidos de nitrógeno, debido a las emisiones de productos derivados de los combustibles fósiles. Otras causas como la reforestación de zonas incendiadas de bosque con coníferas hacen aumentar también la acidez del terreno. Entre los efectos perniciosos que...

Acrisoles

Suelos ferruginosos, lavados y ácidos. Su horizonte B (la segunda, comenzando por la superficie, de las capas que componen un suelo) se caracteriza por su elevado contenido de arcillas. Son característicos de climas cálidos. Suelen ser suelos con un perfil muy diferenciado, se aprecia bien dónde comienzan y terminan sus horizontes: A (superficial), B (arcilloso) y C (roca madre parcialmente alterada). Carecen de horizonte D (roca madre sin alterar). Los acrisoles se dividen en cuatro grupos. Los acrisoles plínticos son los que poseen en su primer metro de espesor una mezcla importante de hierro y arcilla. Se endurecen al desecarse. Los acrisoles gleicos se hallan cubiertos durante gran parte del tiempo por una capa de agua, lo que reduce considerablemente su contenido de oxígeno. Los acrisoles húmicos poseen un contenido de materia orgánica superior al de los otros tipos. Por último, los acrisoles férricos son los que se hallan más alterados.

Acuífero

Formación geológica porosa, permeable, capaz de almacenar agua y permitir la circulación de la misma. El agua que llega a un acuífero es la que se infiltra en el terreno sin quedar atrapada en su zona superior, o manto de alteración, sino que alcanza zonas más profundas. Para que se logre la acumulación del agua un acuífero debe estar limitado inferiormente por un sustrato rocoso impermeable. Por otro lado, su parte superior, el límite que alcanza el agua, se denomina nivel freático. Por encima de éste se ubica una zona vadosa, por donde las aguas superficiales penetran en el terreno. En función de la presión hidrostática existente en el interior de los acuíferos éstos pueden dividirse en libres y cautivos. En los acuíferos libres también conocidos como freáticos, no existe ningún tramo impermeable que separe la zona saturada de agua de la superficie del terreno. En consecuencia el nivel del agua puede ascender o descender libremente, dependiendo del régimen de recarga del...

Agente geomorfológico

Se conoce como agentes geomorfológicos a las fuerzas naturales capaces de erosionar un sustrato rocoso, transportar los materiales desprendidos y depositarlos cuando finaliza el traslado. En general, todos los materiales que conforman la corteza terrestre padecen alteraciones que modifican sus rasgos característicos y hacen más fácil su erosión. Este proceso se llama meteorización. Así, cada uno de los agentes realiza un tipo de meteorización, erosión, transporte y sedimentación. En el modelado del paisaje intervienen varios agentes, entre los que destacan los ríos, el viento, los glaciares y los movimientos en las laderas. A continuación se analizan las particularidades de cada uno de estos agentes como formadores del relieve. Los ríos desarrollan un importante papel erosivo, ya que se encargan de trasladar la materia mineral desde las tierras hasta los océanos. Los cauces fluviales van perdiendo velocidad a medida que avanzan y, como consecuencia, disminuye su capacidad de...

Agua (hidrología)

El agua se halla presente en la Tierra en sus tres fases: vapor, líquido y sólido. La mayor parte, el 97,2% ocupa los mares y océanos y es, por tanto, agua salada. El 2,8% restante está en los continentes y corresponde al agua dulce. Este porcentaje se encuentra repartido de forma que el 2,15% es el hielo de los polos y los glaciares y la nieve de las cumbres montañosas, el 0,62% es el agua almacenada en depósitos subterráneos y el 0,017% lo constituye el agua de los ríos, los lagos y los pantanos. En términos de cifras absolutas, se estima que el total del agua presente en el planeta es de 1.400.000.000 km3. En cuanto al agua existente en forma de vapor, se halla en la atmósfera y representa sólo el 0,001% de la cantidad total. La mayor parte se encuentra sobre los trópicos, y el porcentaje disminuye a medida que aumenta la latitud. Este vapor cumple dos funciones importantes: actúa como regulador de la temperatura atmosférica y constituye la fuente para las precipitaciones que...

Agua lacustre

Al igual que ocurre en los océanos y ríos, el agua de los lagos no es pura. Contiene una gran variedad de sustancias disueltas y en suspensión. Basándose en el contenido de sales de sus aguas, los lagos se dividen en salados, con un alto contenido salino; salobres, con un contenido medio de sales, y dulces, con escaso contenido salino, inferior al 5%. El lago Leman, entre Suiza y Francia, constituye un caso extremo de lago de agua dulce, dado que su contenido salino no alcanza los 0,18 gramos de sales por kilogramo de agua. En el extremo opuesto, el Gran Lago Salado, en Utah, Estados Unidos, cuenta con una salinidad seis veces superior a la del agua marina. Las sustancias que más abundan en la composición de los lagos salados son los cloruros y los sulfuros. Se puede realizar otra clasificación de los lagos, en esta ocasión atendiendo a su contenido de oxígeno disuelto y de nutrientes, en especial nitratos y fosfatos. Ambos valores condicionan la presencia de organismos en sus...

Aguas continentales

Se conoce como aguas continentales a la parte de la hidrosfera correspondiente al agua almacenada en los continentes. Del total de agua dulce presente en la hidrosfera, sólo el 21% resulta apto para el consumo de los seres vivos. El resto se encuentra en estado sólido y forma los casquetes polares, los glaciares y las nieves perpetuas. En realidad, a ese 21% todavía habría que restarle cierta cantidad, pues parte del agua dulce de los continentes se encuentra mezclada con agua salada en las marismas o almacenada en depósitos subterráneos profundos y de difícil accesibilidad. Entre las aguas continentales superficiales destacan los ríos y los lagos. Los primeros tienen su origen en manantiales naturales, fruto de una surgencia de agua subterránea o del aporte realizado por el deshielo de nieves y glaciares. Avanzan siempre hacia zonas bajas, siguiendo la pendiente del terreno, y desembocan en el mar o en otro río de mayores dimensiones. Su corriente en la zona alta del curso es...

Aguas oceánicas

Se conoce como aguas oceánicas a la parte de la hidrosfera correspondiente al agua de los mares y los océanos. Estos cubren casi las tres cuartas partes de la Tierra, con una profundidad media de 3.800 metros. Resulta evidente, por tanto, que representan el mayor depósito de agua del planeta. Aunque se diferencie a los mares y océanos mediante distintos nombres, en realidad forman una capa continua, sin verdaderas separaciones entre ellos. El agua de los océanos constituye la principal fuente del ciclo hidrológico. Se evapora por la acción del Sol, forma nubes y regresa a la superficie, sobre zonas diferentes del océano o bien en regiones continentales, en forma de lluvia. Posteriormente el proceso de escorrentía devuelve el agua al océano. Esto quiere decir que, aunque la cantidad de agua presente en los océanos permanece constante, no se trata en realidad siempre de la misma agua, sino que la materia líquida se encuentra sujeta a una continua renovación. Los océanos cuentan con...

Agujero de ozono

Disminución de la concentración de ozono sobre la Antártida detectada en el año 1985, fenómeno que tiene una especial incidencia entre los meses de septiembre y diciembre, durante la denominada primavera antártica. Desde entonces la desaparición del ozono en dicho lugar se ha vuelto cada vez más acusada, al mismo tiempo que una disminución semejante, si bien de menores proporciones, ha sido encontrada también sobre el polo norte. El fenómeno reviste una notable gravedad, puesto que el ozono es responsable de filtrar la radiación ultravioleta procedente del Sol, radiación que si alcanzara en su totalidad la superficie terrestre, ocasionaría graves daños a las formas de vida que en ella habitan. Se estima, por ejemplo, que un adelgazamiento de un 10% de la ozonosfera podría conllevar un incremento de un 25% en el número de afectados por cáncer de piel. El fenómeno es conocido popularmente como "agujero de ozono", si bien debe señalarse que tal denominación resulta equívoca. Lo que...

Aire

El aire es la mezcla de gases transparente, inodora, incolora e insípida que rodea la Tierra. Se trata del material del que la atmósfera terrestre se encuentra formada. El 99% de su composición está constituido por nitrógeno y oxígeno. De estos dos gases, el nitrógeno, que se halla presente en un porcentaje mayor, es un gas estable y resulta inerte para los seres vivos. El oxígeno, presente en un 21%, es el que cuenta con una verdadera importancia. Este gas resulta fundamental para la respiración de los seres vivos. Es, por tanto, indispensable para la vida. No obstante, el oxígeno también depende de los seres vivos. Una de sus fuentes de producción es el proceso de fotosíntesis que realizan los vegetales, los cuales toman de la atmósfera luz solar, agua y dióxido de carbono, y vierten en ella oxígeno a modo de desecho. El 1% restante de la composición del aire está integrado por otros gases, agua −en estado sólido, líquido y gaseoso− y partículas sólidas en suspensión, que pueden...

Albufera

Laguna litoral de agua salada o salobre, que se halla separada del mar por una lengua de arena. Acostumbra a disponerse a lo largo de la costa, paralelamente a la misma. Su nombre proviene del árabe y significa: «pequeño mar». Su formación es consecuencia de la colmatación de una bahía por los sedimentos aportados por el mar o una corriente fluvial. Los sedimentos se depositan, formando el cordón arenoso y cerrando la bahía. Las aperturas al mar suelen ser angostas y en algunos casos artificiales, obra del ser humano. Este tipo de accidentes geográficos se presentan en zonas costeras donde las mareas poseen escasa variación; en otro caso no sería posible la necesaria acumulación de sedimentos. Una vez que la albufera se ha formado, sedimentos ligeros continúan depositándose en ella. Como consecuencia de su escasa comunicación con el mar y de la abundancia de sustancias, las condiciones del agua suelen ser muy particulares en cuanto a temperatura, salinidad, oxígeno disuelto y...

Alisios

Vientos planetarios predominantes entre los dominios de altas presiones subtropicales y de bajas presiones ecuatoriales o, lo que es lo mismo, en la franja comprendida entre los 30 grados de latitud norte y los 30 grados de latitud sur. Cuando el aire situado sobre el ecuador se calienta por efecto de la radiación solar, asciende. Una vez que alcanza cierta altura, comienza a avanzar hacia los polos, a la vez que experimenta una desviación hacia el este. Tal desviación es consecuencia del efecto Coriolis. A medida que el viento pasa por zonas donde la velocidad tangencial del planeta es cada vez menor que la suya, tiende a adelantarse al movimiento de rotación y a circular hacia el noreste en el hemisferio norte y hacia el sureste en el hemisferio sur. Estos vientos que circulan hacia el este son los contraalisios. Una vez que se alcanzan los 30 grados de latitud, el aire se enfría lo suficiente como para ascender y comenzar su regreso hacia el ecuador. En este caso, el viento...

Alisoles

Suelos ácidos, muy lavados por el agua y provistos de un nivel rico en arcillas. Todo esto los hace similares a los acrisoles, pero a diferencia de éstos, que apenas pueden evolucionar, los alisoles aún poseen una importante capacidad de cambio. Se dividen en varios grupos. Los alisoles plínticos contienen en sus primeros 125 cm de profundidad una mezcla de hierro, caliza, caolinita y cuarzo, denominada plintita. Su porcentaje de materia orgánica es bajo y aparecen siempre en climas tropicales. Los alisoles gleicos están saturados de agua y su contenido de oxígeno resulta muy reducido. Los estágnicos se hallan reducidos superficialmente a causa de circulación de aguas de escorrentía. Los húmicos poseen un horizonte A (capa superficial del suelo) con alto contenido de humus. Por último, los alisoles férricos se hallan muy alterados por la meteorización y poseen una reducida capacidad de cambio de iones.

Andosoles

Suelos característicos de afloramientos de cenizas volcánicas. Su horizonte B (la segunda, comenzando por la superficie, de las capas que componen un suelo, y donde se depositan los materiales superficiales arrastrados por el agua) es muy delgado. Se dividen en cinco tipos. Los andosoles gélicos poseen una capa de permafrost que puede llegar a los dos metros de profundidad. Los andosoles gleicos son aquéllos con un reducido contenido de oxígeno. Los andosoles vítricos son los que no disponen de una textura fina, de tipo limoso, ni características untuosas. Los andosoles móllicos poseen un horizonte A (capa superficial del suelo) de tipo móllico: rico en materia orgánica, grueso y saturado en bases. Finalmente, los andosoles úmbricos tienen un horizonte de tipo úmbrico, con alto contenido de materia orgánica pero no saturado en bases.

Anticiclón

Los anticiclones son grandes masas de aire en las que predominan las altas presiones atmosféricas. Mientras que las borrascas son causa de tiempo revuelto, los anticiclones se asocian con un tiempo estable y cielos despejados. El tiempo característico de los anticiclones viene determinado por un aumento de la temperatura y un descenso de los niveles de humedad dentro de su área de acción. Disminuye la nubosidad y los vientos son apacibles y pueden llegar a desaparecer. En el hemisferio norte, el sentido de giro del viento determina que al este del anticiclón el aire se mueva de norte a sur y sea, por lo general, fresco; por el contrario, al oeste el aire es cálido y se desplaza de sur a norte. Un anticiclón puede poseer un núcleo frío o cálido. En el hemisferio norte, el viento que producen gira en el sentido de las agujas del reloj, mientras que en el hemisferio sur lo hace en el sentido contrario. Los anticiclones de núcleo frío se forman a partir de masas de aire a baja...

Antrosoles

Suelos altamente alterados por las labores humanas, principalmente las agrícolas: laboreo, uso de fertilizantes y riego abundante. Se caracterizan por poseer un horizonte superficial muy oscuro, negro o pardo, con alto contenido en humus y fósforo, que se conoce como antrópico. Existen diversos tipos de antrosoles, entre los que se encuentran: los antrosoles áridos, que son consecuencia de cultivos prolongados e intensivos; los cumúlicos, en los que se puede encontrar una acumulación de sedimentos finos de hasta medio metro de espesor, y los antrosoles úrbicos, caracterizados por incluir en su composición residuos procedentes de minas o del desarrollo urbano.

Antártico

En el extremo sur del planeta, rodeando al continente helado de la Antártida, se hallan las aguas del océano Glacial Antártico. El océano Glacial Antártico, también llamado océano Antártico, se ubica al sur de los océanos Atlántico, Índico y Pacífico. Representa realmente la prolongación meridional de dichos océanos hasta el litoral de la Antártida. Su límite septentrional está establecido convencionalmente en el paralelo 55º, lo que hace que su extensión sea de más de treinta millones de kilómetros cuadrados. La parte más estrecha del océano se corresponde con el paso de Drake, entre el cabo sudamericano de Hornos y las islas de la península Antártica. Desde la península Antártica, en el sentido horario, se suceden las diversas secciones litorales del océano Glacial Antártico: el mar de Weddell, el de Davis, el de Dumont d’Urville, el de Ross, el de Amundsen y el de Bellingshausen. Un sector del océano permanece cubierto por la banquisa que rodea al continente helado de la...

Archipiélago

Cadena o grupo de islas que aparecen de forma frecuente en mar abierto, si bien también pueden presentarse en las proximidades de grandes masas de tierra. El nombre proviene del griego y quiere decir "mar principal". Esta denominación era asignada en la antigüedad al mar Egeo, abundante en islas; mientras que hoy en día se aplica a los grupos insulares. Uno de sus orígenes más habituales es el volcánico, como consecuencia de la actividad geológica en los entornos de las dorsales oceánicas, si bien los archipiélagos también pueden ser resultado de procesos de erosión y de deposición de sedimentos. Aunque la definición anterior es válida para categorizar este accidente geográfico, sin embargo, desde el punto de vista legal, resulta necesario realizar alguna matización. En ciertos casos no se entiende como archipiélago a las islas que constituyen una agrupación, sino sólo a aquellas que además son un estado. Esto posee importantes consecuencias referidas a la gestión de las aguas que...

Arco insular

Tipo particular de archipiélago, formado en zonas donde una placa tectónica subduce bajo otra. A medida que una placa se desliza hacia abajo, empujando a la superior, la fricción resultante libera grandes cantidades de sustancia volátil a gran temperatura. Estos volátiles contribuyen a la fusión parcial de la litosfera y el magma resultante asciende hacia la superficie y es expulsado como medio para aliviar la presión. El resultado es una cadena de volcanes, acumulándose los materiales que éstos liberan hasta llegar a asomar sobre la superficie marina y constituir así islas. Éstas adoptan la forma de un arco paralelo a la línea de contacto entre placas, convexo respecto a la placa que subduce. En las proximidades de los arcos insulares, en la zona donde una de las placas se desliza bajo la otra, aparece una profunda brecha en el fondo marino. Es consecuencia del empuje que ejerce la placa que subduce sobre la situada sobre ella. Se trata de zonas afectadas por una intensa actividad...