Primer Ciclo - Nivel Primario

LA ECOLOGÍA

La Ecología es la ciencia que estudia la interrelación entre los seres vivos y los ambientes en los que se desarrollan. Su objeto de estudio son los ecosistemas.

Un ecosistema se define como el conjunto de un medio natural, los organismos que viven en él y las interrelaciones entre el medio y los seres vivos. En la Naturaleza existe una gran variedad de ecosistemas: mares, ríos, desiertos, bosques, estepas, etc.

En la Naturaleza existen numerosos ecosistemas en los que conviven distintas especies de animales y plantas.

El conjunto de todos los seres vivos que se desarrollan en la Tierra se denomina biosfera. Estos organismos, animales y vegetales, mantienen interacciones entre ellos y con las demás partes del planeta.

Sabías que

Ecología es una palabra derivada del griego que significa “estudio de los hogares”.

Componentes de un ecosistema

En esencia, un ecosistema está formado por dos clases de componentes:

  • Los componentes no vivos, como el medio físico junto con sus características físicas y químicas (el biotopo).

  • Los organismos que viven y se desarrollan en dicho medio físico (la biocenosis).

En un ecosistema el conjunto de seres vivos que lo integran (biocenosis), ya sean animales o vegetales, comparten un mismo territorio o espacio vital (biotopo).

Se llama hábitat al conjunto de características ambientales del medio en el que viven los animales y las plantas.

De este modo, un ecosistema puede definirse como el conjunto de los organismos vivos que comparten un mismo hábitat en una relación de interdependencia.

Por ejemplo, el hábitat natural de un pez es un río, un mar o un lago, porque esos lugares tienen lo que el pez necesita para vivir: agua, alimento y la luz y la temperatura adecuadas, según la especie.

El mar es el hábitat de muchas especies diferentes de animales y plantas.

En la Naturaleza existen muchísimos hábitats, dado que los distintos animales y plantas necesitan diferentes condiciones para crecer y reproducirse. Sin embargo, un mismo lugar puede ser el hábitat de más de una especie. Por ejemplo, en el mismo mar donde viven peces pueden desarrollar su vida varios tipos de plantas, como las algas, y muchos otros animales, como ballenas o corales.

En general, en los ecosistemas existe un equilibrio que permite el desarrollo de las distintas especies que los integran. Entre estas especies se establecen distintos tipos de relaciones. Por ejemplo, algunas especies animales son depredadoras de otras, llamadas presas. A su vez, estas presas a menudo se alimentan de otros organismos, como determinados tipos de plantas. Las plantas se nutren de las sales minerales de la tierra, para cuya regeneración dependen de organismos inferiores, como las lombrices.

De este modo se crea una red de interdependencias, de modo que la supervivencia de cada especie depende del éxito de aquellas otras especies de las que depende.

En particular, las relaciones entre especies que permiten la alimentación de los animales y plantas se encuadran dentro de lo que se conoce como cadena trófica.

En la cadena trófica el león es depredador.

Sabías que

Muchas especies animales y vegetales corren el riesgo de desaparecer porque el ser humano está destruyendo sus hábitats, ya sea cortando los árboles de los bosques y selvas o contaminando el agua de ríos y océanos.

Ecología y ecologismo

Los científicos que se dedican al estudio de la ecología se llaman ecólogos. Este término no debe confundirse con el de ecologista, que es una persona que respeta la Naturaleza, la cuida y hace cosas por ella. Los ecologistas luchan para que no se contamine el aire, no se mate y maltrate a animales o no se talen árboles de manera descontrolada.

Algunos ecologistas pertenecen a asociaciones dedicadas a cuidar el ambiente. Sin embargo, también se puede proteger la Naturaleza en acciones de todos los días, como no malgastar el agua, reciclar el papel, el vidrio y los envases metálicos o no tirar basura al suelo.

Los ecologistas ven la Tierra como un medio al que es preciso cuidar y proteger.

Los excesos de las actividades humanas (industria, agricultura, pastoreo, crecimiento urbano desmedido…) amenazan la existencia de numerosos hábitats en la naturaleza y ponen en peligro la capacidad de supervivencia de un gran número de especies de animales y plantas.

Entre las cuestiones que más preocupan a los ecologistas están la contaminación, la destrucción de la capa de ozono y el calentamiento global.

La contaminación

Se llama contaminación al proceso por el cual el ser humano altera el ambiente del planeta ensuciando el aire, las tierras y el agua de ríos y mares con sustancias o formas de energía nocivas. Existen además otros tipos de contaminación, como la que se produce cuando hay mucho ruido (que se llama contaminación acústica) o cuando se utiliza sin necesidad mucha luz artificial (contaminación lumínica).

En los últimos 100 años, aproximadamente, la contaminación de la Tierra ha crecido hasta niveles preocupantes. Por causa de la contaminación desaparecen especies animales y vegetales, y crece el número de enfermedades que atacan al ser humano.

El aire se ensucia porque el ser humano libera en él gases que lo perjudican. La mayoría de esos gases surgen porque el hombre utiliza combustibles contaminantes, principalmente petróleo.

El ser humano también contamina el agua. Muchas fábricas arrojan sus vertidos al mar y a los ríos. Especialmente contaminantes son las mareas negras, que ocurren cuando un barco que transporta petróleo pierde su cargamento en alta mar.

El vertido de petróleo en el mar se llama marea negra y es altamente contaminante.

Sabías que

El hombre está contaminando el espacio exterior. Hay miles de satélites y de objetos lanzados al espacio que, una vez que completan su misión, quedan flotando en órbita alrededor de la Tierra. Este tipo de contaminación se conoce como “basura espacial”.

El calentamiento global

Se llama calentamiento global al proceso de aumento de temperaturas en la Tierra. Las temperaturas pueden subir por razones naturales (cambios en el clima) o por la acción del hombre. En general, el término calentamiento global hace referencia al producido por la intervención del ser humano en el clima de nuestro planeta.

Muchas de las actividades que realiza el hombre contaminan el aire, es decir, lo ensucian. El humo que expulsan las chimeneas de las fábricas y los tubos de escape de los automóviles son dos de las causas principales de la contaminación del aire.

Estos humos contienen muchos gases que son perjudiciales para la atmósfera y para la salud. El dióxido de carbono es uno de los más perjudiciales. Su exceso en la atmósfera produce lo que se llama efecto invernadero y contribuye a potenciar un aumento de la temperatura media de la Tierra y sus océanos.

El calentamiento global está produciendo un lento pero continuado deshielo de los polos, lo cual puede destruir el hábitat de muchos animales y plantas. Además, las aguas pueden subir e inundar islas y zonas de costa. Este proceso provoca otros cambios en el clima: extiende la sequía en algunas zonas y en otras provoca graves inundaciones.

Sabías que

Casi todos los países del mundo se han puesto de acuerdo para tomar medidas que ayuden a solucionar el problema del calentamiento global. Estos acuerdos constituyen el llamado Protocolo de Kioto.

La capa de ozono

El ozono es una variedad de oxígeno. Es un gas de olor penetrante que se usa para depurar las aguas. En la atmósfera forma una capa que actúa como filtro de un tipo de radiaciones, los rayos ultravioleta B, que son muy dañinas para el ambiente y para la salud de las personas.

Hace no muchos años se descubrió que la capa de ozono tenía un agujero que dejaba pasar los rayos solares «perjudiciales». El agujero se creó, sobre todo, por la acción de unos componentes llamados clorofluorocarbonos o CFC, que se utilizan en extintores, aerosoles y sistemas de refrigeración. Desde 1989 todos los países se pusieron de acuerdo para reducir el uso de estas sustancias con el fin de que la capa recuperara poco a poco su forma original.

Los aerosoles que se utilizan en muchos productos de limpieza o cosméticos perjudican a la capa de ozono.

Sabías que

El agujero de la capa de ozono produce daños en la vegetación y en la vida marina; en las personas, aumenta el riesgo de sufrir enfermedades como el cáncer de piel.

Cuida el medio ambiente

Las asociaciones ecologistas proponen el reciclaje como una manera de reducir el efecto de las actividades humanas sobre el medio ambiente.

Se llama reciclar a la acción consistente en someter un material usado a un proceso para que pueda ser reutilizado.

El reciclaje es muy importante, sobre todo en las grandes ciudades, ya que generamos muchos residuos perjudiciales.

Es responsabilidad de todos participar en el cuidado de nuestro planeta. Para ello debemos ayudar al reciclaje separando los distintos tipos de basura en casa y depositándolos en los contenedores especiales destinados a cada uno de ellos.

Se pueden reciclar muchos materiales:

  • vidrio y cristal,

  • papel y cartón,

  • la mayoría de los envases plásticos, latas y bricks,

  • pilas (¡son muy contaminantes!),

  • medicamentos,

  • aceites y

  • todo tipo de componentes informáticos.

Sabías que

También se puede reciclar el agua y volver a utilizarla para regar cultivos.

Repasa

En la Naturaleza existen numerosos ecosistemas en los que conviven distintas especies de animales y plantas.

LA ECOLOGÍA

La Ecología es la ciencia que estudia la interrelación entre los seres vivos y los ambientes en los que se desarrollan.

CONCEPTOS:

  • Ecosistema: conjunto de un medio natural, los organismos que viven en él y las interrelaciones entre el medio y los seres vivos.

  • Biosfera: conjunto de todos los seres vivos que se desarrollan en la Tierra.

  • Hábitat: conjunto de características ambientales del medio en el que viven los animales y las plantas.

Un ecologista es una persona que respeta la Naturaleza, la cuida y hace cosas por ella.

CUESTIONES PREOCUPANTES PARA EL MEDIO AMBIENTE:

  • la contaminación,

  • la destrucción de la capa de ozono,

  • el calentamiento global.

El reciclaje, o reutilización de los materiales en la industria y en el consumo, es muy importante para limitar los perjuicios provocados en el medio ambiente por la actividad humana.

Practica

El reciclaje es muy importante, sobre todo en las grandes ciudades, ya que generamos muchos residuos perjudiciales.

En tu vida y tus actividades cotidianas tú también puedes colaborar a respetar el medio ambiente.

Para conseguirlo, puedes intentar aplicar los siguientes consejos:

  • No consumas más de lo que necesites. Cada producto que consumes necesita energía para producirlo, genera emisión de gases a la atmósfera y aumenta la acumulación de residuos.

  • Cuando puedas, usa productos reciclados, que necesitan menos energía para su producción.

  • Procura no consumir artículos muy contaminantes. Reduce el uso del jabón y los detergentes, y no desperdicies el agua, la luz eléctrica y la energía.

  • Utiliza envases retornables siempre que puedas (por ejemplo, de vidrio mejor que de plástico).

  • Reduce el consumo de papel, bolsas de plástico y productos contaminantes que no consideres imprescindibles.

  • Ten cuidado con las pilas. Contaminan mucho: debes tirarlas en los lugares adecuados.

  • Recicla las basuras. Si en tu comunidad hay un sistema de reciclaje con cubos de distintos colores, aprende a usarlos y ayudarás a que se aprovechen mejor los materiales y la energía necesaria para producirlos.