Primer Ciclo - Nivel Primario

LOS GRIEGOS

La civilización que se desarrolló en la antigua Grecia a lo largo de los 1.000 años anteriores a que naciera Jesucristo es una de las más importantes de la Historia. Su época de mayor esplendor fue en torno al año 500 antes de Cristo.

Los griegos fueron dominados por los romanos, pero su influencia ha perdurado durante siglos.

Las ciudades griegas

Los griegos de la Antigüedad vivían en ciudades-estado (como pequeños países), llamadas polis. Eran ciudades amuralladas con un gran territorio alrededor. Había muchas de ellas, pero las principales fueron Atenas y Esparta, que muchas veces rivalizaban entre sí.

Esparta era más guerrera. En Atenas fue donde floreció más el arte y la cultura en general.

Ruinas de la Acrópolis, en Atenas.

¿Por qué es tan importante esta civilización?

Porque entre los antiguos griegos hubo grandes artistas, poetas, autores de teatro y pensadores (filósofos), y mucho de lo que ellos dijeron e hicieron ha servido de modelo y de base para el desarrollo de las culturas occidentales que vinieron después.

En política, idearon la elección de los políticos por votación, que es la base de la democracia actual. En algunas ciudades-estado como Atenas, los gobernantes eran elegidos por los ciudadanos mayores de edad. ¡Pero sólo los hombres tenían derecho a votar, las mujeres no contaban!

Muchos de los conocimientos que desarrollaron en filosofía, matemáticas, medicina o física forman la base de las ciencias actuales.

También influyeron mucho en las artes, creando modelos arquitectónicos y de belleza que se consideran clásicos.

Les gustaba organizar competiciones deportivas y fueron los creadores de los Juegos Olímpicos, que aún se celebran hoy en día.

Atletas olímpicos representados en un antiguo plato de cerámica.

ATENCIÓN

Recuerda que nuestra historia cuenta los años partiendo del nacimiento de Jesucristo. Ese año se considera el año 1 de nuestra era.

Según este criterio, hay varias formas de expresar las fechas. Así hablamos de hechos que ocurrieron, por ejemplo, en el año 245 después de Cristo; en el siglo xii d. C., o en el año 1678 de nuestra era (o de la era cristiana).

Todos los años anteriores se cuentan hacia atrás. El año anterior al nacimiento de Cristo es el año 1 antes de Cristo (también se dice a. C.); 20 años antes, se expresa como el año 20 a. C.; el siglo v a. C. correspondería a los años 400 a 500 a. C., y así sucesivamente.

Precisamente el siglo v a. C. fue el más importante de Atenas, desde todos los puntos de vista (político, cultural, artístico…). Se conoce también como el Siglo de Pericles, un político y orador ateniense que fomentó las artes y las letras, o como el Siglo de Oro de la Grecia antigua.

El panteón de los dioses

Los griegos creían en numerosos dioses y seres divinizados.De entre ellos, doce eran considerados los de mayor importancia; son los llamados dioses olímpicos porque se suponía que vivían en el monte Olimpo, el más alto de Grecia.

Cuando los romanos sometieron a los griegos, adoptaron a sus dioses, pero cambiándoles el nombre.

Las equivalencias entre las divinidades griegas y las romanas son las siguientes:

Sabías que

Una forma particular de combatir

Los griegos inventaron una unidad de combate muy especial. Estaba formada por los ciudadanos-soldados de una polis, que constituían un grupo muy compacto. Los soldados marchaban en formación cerrada llevando largas lanzas, al tiempo que protegían a su compañero de al lado con su gran escudo redondo.

Esta unidad de combate se llamaba falange hoplita.

Sabías que

Del nombre de los dioses griegos, en versión latina, es decir, como los llamaban los romanos, han salido muchas palabras que utilizamos hoy.

Fíjate, por ejemplo, en los días de la semana:

Lunes : día de la Luna.

Martes: día de Marte.

Miércoles: día de Mercurio.

Jueves: día de Júpiter.

Viernes: día de Venus.

Sábado: día de Saturno (equivalente romano del dios griego Cronos, dios del tiempo, no olímpico).

Del dios griego Cronos derivan términos relacionados con el tiempo, como cronología o cronograma.

Del dios Vulcano derivan las palabras volcán y Vulcanología (la ciencia que estudia los volcanes).

De la diosa Ceres proviene el término cereal. 

Repasa

Practica

Un sistema democrático

La democracia es el sistema por el cual todos los integrantes de un grupo tienen capacidad de decidir.

La familia, por definición, no es un grupo democrático, ya que en ella son los adultos los que mandan, porque son los que conocen el mundo y saben las cosas, y enseñan a los pequeños, que están aprendiendo.

Hay decisiones que los hijos no pueden tomar porque no están preparados. Pero hay otras en las que sí pueden participar. Hay algunos aspectos que se pueden decidir democráticamente en casa. ¿Quieres intentarlo?

En primer lugar, tienes que hablar con el resto de tu familia. La democracia se ejerce siempre en grupo y todos tenéis que estar de acuerdo.

Después, hay que decidir qué asuntos se pueden someter a votación y cuáles serán siempre decisión única de papá y mamá. Por ejemplo, un tema para votar podría ser la tarta de tu cumpleaños, pero no la comida de todos los días (¿A que siempre pedirías tu plato favorito? Hay que comer de todo, aunque algunas cosas no te gusten…).

Lo más fácil es que papá y mamá decidan un tema y escojan unas cuantas opciones sobre las que se podrá votar (por ejemplo, el plan familiar del sábado: ¿de excursión o al cine?). Así se hace en los países: los partidos políticos presentan diferentes propuestas para gobernar y los ciudadanos votan la que más les gusta.

Cada miembro de la familia tiene un voto y se hace lo que decida la mayoría. Después, habrá que respetar las decisiones tomadas, ya que es la base de la democracia.

Este procedimiento democrático puedes ponerlo en práctica también con tus amigos, con los compañeros de clase… siempre que haya que tomar una decisión sobre un tema para el que haya diferentes opciones o propuestas. Los defensores de cada propuesta deben presentar la suya y el resto deberá elegir con su voto la que prefiere.

Podéis votar a “mano alzada”, es decir, simplemente levantando la mano en el turno de la propuesta con la que estáis de acuerdo, o utilizando papeletas. En el segundo caso, cada miembro del grupo debe escribir en su papeleta la opción que prefiere y luego depositarla en un recipiente (una caja, un sombrero, una bolsa…). A continuación, una persona del grupo efectúa el recuento de papeletas y anota cuántas hay a favor de una opción y cuántas a favor de la otra. La que haya obtenido más votos será la que gane.