32 artículos

Acantilado

Accidente geográfico consistente en una pared rocosa vertical o casi vertical que puede encontrarse en las costas montañosas y a los costados de los ríos. Los acantilados están formados por rocas, material duro, resistente a la erosión. Entre las rocas sedimentarias que los constituyen se encuentran la arenisca, la caliza, la limonita y la dolomita; y entre las ígneas, el granito y el basalto. Las escarpaduras son un tipo particular de acantilado, producido por la acción de una falla tectónica o bien por un deslizamiento del terreno. Puesto que un acantilado no debe ser necesariamente vertical, sino que puede poseer cierta inclinación, en ocasiones resulta complicado diferenciar un acantilado de una pendiente abrupta. En cualquier caso, en la base de los mismos acostumbra a existir un talud. Cuando el clima es seco, en dicho talud se forma una acumulación de fragmentos rocosos desprendidos de la pared del acantilado. Si por el contrario el clima es húmedo, tales rocas se hallan...

Albufera

Laguna litoral de agua salada o salobre, que se halla separada del mar por una lengua de arena. Acostumbra a disponerse a lo largo de la costa, paralelamente a la misma. Su nombre proviene del árabe y significa: «pequeño mar». Su formación es consecuencia de la colmatación de una bahía por los sedimentos aportados por el mar o una corriente fluvial. Los sedimentos se depositan, formando el cordón arenoso y cerrando la bahía. Las aperturas al mar suelen ser angostas y en algunos casos artificiales, obra del ser humano. Este tipo de accidentes geográficos se presentan en zonas costeras donde las mareas poseen escasa variación; en otro caso no sería posible la necesaria acumulación de sedimentos. Una vez que la albufera se ha formado, sedimentos ligeros continúan depositándose en ella. Como consecuencia de su escasa comunicación con el mar y de la abundancia de sustancias, las condiciones del agua suelen ser muy particulares en cuanto a temperatura, salinidad, oxígeno disuelto y...

Archipiélago

Cadena o grupo de islas que aparecen de forma frecuente en mar abierto, si bien también pueden presentarse en las proximidades de grandes masas de tierra. El nombre proviene del griego y quiere decir "mar principal". Esta denominación era asignada en la antigüedad al mar Egeo, abundante en islas; mientras que hoy en día se aplica a los grupos insulares. Uno de sus orígenes más habituales es el volcánico, como consecuencia de la actividad geológica en los entornos de las dorsales oceánicas, si bien los archipiélagos también pueden ser resultado de procesos de erosión y de deposición de sedimentos. Aunque la definición anterior es válida para categorizar este accidente geográfico, sin embargo, desde el punto de vista legal, resulta necesario realizar alguna matización. En ciertos casos no se entiende como archipiélago a las islas que constituyen una agrupación, sino sólo a aquellas que además son un estado. Esto posee importantes consecuencias referidas a la gestión de las aguas que...

Arco insular

Tipo particular de archipiélago, formado en zonas donde una placa tectónica subduce bajo otra. A medida que una placa se desliza hacia abajo, empujando a la superior, la fricción resultante libera grandes cantidades de sustancia volátil a gran temperatura. Estos volátiles contribuyen a la fusión parcial de la litosfera y el magma resultante asciende hacia la superficie y es expulsado como medio para aliviar la presión. El resultado es una cadena de volcanes, acumulándose los materiales que éstos liberan hasta llegar a asomar sobre la superficie marina y constituir así islas. Éstas adoptan la forma de un arco paralelo a la línea de contacto entre placas, convexo respecto a la placa que subduce. En las proximidades de los arcos insulares, en la zona donde una de las placas se desliza bajo la otra, aparece una profunda brecha en el fondo marino. Es consecuencia del empuje que ejerce la placa que subduce sobre la situada sobre ella. Se trata de zonas afectadas por una intensa actividad...

Arrecife

Toda roca, línea de arena u obstáculo situado bajo la superficie del agua pero a distancia lo bastante próxima de ésta como para representar un peligro para la navegación. Los arrecifes pueden poseer origen inorgánico, siendo el resultado, por ejemplo, de procesos de erosión y acumulación de sedimentos, o bien ser de naturaleza orgánica. En este último caso, el ejemplo más característico lo constituyen los arrecifes de coral. Los arrecifes coralinos están formados por un armazón sólido de coral, si bien el responsable del crecimiento del conjunto son las algas calcáreas. Los corales no son capaces de realizar el proceso de fotosíntesis, por lo que viven en una relación simbiótica con estas algas, que sí lo efectúan. Para que un arrecife de coral pueda desarrollarse la temperatura del agua debe estar entre los 20 y los 28 ºC, por lo que estos arrecifes sólo se dan en áreas tropicales y dentro en la zona fótica, a profundidades inferiores a los 50 m, donde las algas reciben la luz...

Bahía

Porción de mar u océano rodeada de tierra por tres de sus cuatro costados. Cuando es de grandes dimensiones pasa a denominarse golfo. Las bahías se presentan en zonas de la costa formadas por materiales rocosos de diferente grado de resistencia, dispuestos perpendicularmente al litoral. Allí donde los materiales resultan menos resistentes al ataque del mar, se acentúan los procesos de erosión, y el agua va penetrando en la tierra hasta formar una bahía. Por el contrario, las partes resistentes a la erosión dan lugar a cabos y penínsulas. Ambos tipos de accidentes geográficos, bahías y cabos, acostumbran a aparecer alternados, ofreciendo como resultando costas de trazado irregular. Mientras que la energía de las olas y las mareas se concentra en los cabos, en las bahías se dispersa. Por tanto el oleaje es en ellas más suave y propicio para la formación de playas en su interior. Estas zonas de calma han constituido desde antiguo puertos naturales donde las embarcaciones se protegían...

Cabo

Accidente geográfico constituido por una porción de tierra rodeada de mar u océano por tres de sus cuatro costados, y cuya influencia en el flujo de las costeras es tan elevada que causa problemas para la navegación. En el caso de que la unión de dicha porción de tierra con el continente sea delgada, el cabo se conoce como península. Los cabos aparecen en zonas de la costa formadas por materiales rocosos de diferente grado de resistencia, dispuestos perpendicularmente al litoral. Allí donde los materiales resultan menos resistentes al ataque del mar, se acentúan los procesos de erosión, y el agua va penetrando en la tierra hasta formar una bahía. Por el contrario, las partes resistentes a la erosión dan lugar a cabos y penínsulas. Ambos tipos de accidentes geográficos, bahías y cabos, acostumbran a aparecer alternados. En los cabos se concentra la acción del oleaje y las mareas, acentuándose por tanto la erosión. Como resultado aparecen formaciones como grutas y arcos de roca. ...

Cañón

Accidente geográfico consistente en una profunda zanja en el terreno. Una de las causas más habituales de formación de un cañón es la circulación de un río, que a su paso erosiona las partes blandas del terreno, excavando una hendidura en el mismo. Las paredes del cañón corresponden a las partes más resistentes del terreno, habitualmente areniscas y granito. Los cañones son más habituales en climas áridos, donde las precipitaciones son escasas y las paredes no experimentan tanta erosión, pudiendo permanecer casi intactas. También pueden formarse cañones como consecuencia de procesos kársticos, en los que el agua de las precipitaciones, unida a la de un río, disuelve un paraje calizo. Existen también cañones asociados a fracturas del terreno. Un tipo particular de cañones son los submarinos, que se presentan habitualmente cerca de las costas y son excavados por las corrientes de las desembocaduras de los ríos. Ejemplos famosos de cañones son el cañón del Colorado, en Arizona,...

Colina

Accidente geográfico consistente en una elevación del terreno, con área limitada y rodeada de una superficie plana. Esta definición puede asignarse también a una montaña, y, de hecho, la distinción entre un accidente y otro no se encuentra clara. De forma general se asigna la denominación de colina a una elevación baja, menor que una montaña. En los casos en que las colinas se presentan de forma aislada, poseen laderas y cima bien definidas. Sin embargo, en los terrenos escarpados, a menudo se atribuye el término colina a una parte de una ladera mayor, carente de cima clara. Las colinas pueden ser resultado de diversos procesos geológicos: acción de fallas, erosión de accidentes mayores, arrastre y deposición de sedimentos por parte de glaciares, etc.

Cordillera (Orógeno)

Se conoce como cordillera a un sistema de montañas enlazadas entre sí y dispuestas a lo largo de una línea. Entre las formaciones geológicas que son consecuencia directa de los movimientos e interacción entre placas tectónicas, unas de las de mayor relevancia son las cordilleras. Su proceso de formación se conoce como orogenia. Los movimientos de la litosfera que dan lugar a la creación de cordilleras se denominan movimientos orogénicos. Dependiendo de los tipos de placas que interaccionan, las cordilleras, u orógenos, resultantes son de dos tipos:. Orógenos ortotectónicos. Estas formaciones surgen del encuentro de una placa litosférica continental con una oceánica. En tal situación, la placa oceánica, más densa, subduce bajo la continental, al tiempo que induce una elevación de ésta que da lugar a una cordillera. Orógenos paratectónicos. En este caso, las cordilleras se forman por colisión de dos placas litosféricas continentales. En la zona de choque una placa se monta sobre...

Cordillera ortotectónica

Elevación local de la corteza terrestre producida por la colisión de una placa litosférica continental y una oceánica. Puesto que las placas litosféricas continentales poseen menor densidad que las oceánicas, cuando ambas se encuentran las segundas se deslizan o subducen bajo las otras. En consecuencia, la placa continental experimenta un plegamiento en las proximidades de la zona de contacto que conduce a la formación de un orógeno ortotectónico, o cordillera ortotectónica. Estas cordilleras se caracterizan, entre otros aspectos, por las enormes cantidades de energía térmica liberada durante su formación. Dicha energía procede, en primer lugar, de la fricción que tiene lugar entre las dos placas litosféricas durante el proceso de subducción, y, por otro lado, por las reacciones metamórficas de carácter exotérmico que se producen en la placa subducente, como son las de deshidratación y densificación. Por este motivo los orógenos ortotectónicos se conocen también como térmicos. La...

Cordillera paratectónica

Elevación local de la corteza terrestre provocada por la colisión de dos placas litosféricas continentales. Las características propias de las placas litosféricas continentales (baja densidad y elevado grado de unión con el manto) hacen que cuando dos de estas placas se encuentran no se produzca subsidencia, como sucede cuando colisionan una placa continental y una oceánica. En este caso se produce un ajuste del terreno, en forma de un cabalgamiento de una placa sobre otra. Es decir, un continente se monta sobre el otro a medida que progresa la convergencia entre ambos. El límite entre los dos se conoce como sutura continental. El resultado es una elevación del terreno, un engrosamiento local de la corteza terrestre, que lleva a la formación de una cordillera, u orógeno, conocido como paratectónico. Estos orógenos se denominan también fríos, puesto que no es mucha la energía térmica liberada durante su formación, a diferencia de lo que ocurre en las cordilleras ortotectónicas. En...

Delta

Terreno, de forma generalmente triangular, situado en la desembocadura de un río. Su nombre es consecuencia de la similitud de su forma con la de la letra griega delta. A medida que un río se aproxima a la desembocadura, sus aguas disminuyen de velocidad, lo que favorece que los sedimentos que arrastran se depositen en el fondo. En consecuencia se forma una serie de islas, alrededor de las cuales la corriente fluvial se divide en un entramado de ramas o caños. Para que se forme un delta es necesario que, en el caso de que el río desemboque en un mar u océano, la acción de las mareas no resulte muy notable. Si las mareas son fuertes, durante sus periodos de descenso contribuyen a acelerar la corriente del río en la desembocadura, circunstancia que dificulta la deposición de los sedimentos. Por este motivo, lo más habitual es que los deltas se formen cuando los ríos desembocan en mares cerrados, lagos o ríos mayores; aunque existen importantes excepciones, como el delta del río...

Dorsal oceánica

Cordillera submarina formada por la llegada a la superficie de la corteza terrestre de materiales fundidos procedentes del manto. Las dorsales oceánicas se conocen también como bordes constructivos de la corteza, puesto que, una vez enfriados, los materiales que de ellas brotan contribuyen a la formación de las placas litosféricas oceánicas. El conjunto de las dorsales oceánicas del planeta abarca una extensión de más de 60.000 km. La situada en el océano Pacífico lo recorre de norte a sur, más próxima al continente americano que al asiático, mientras que las de los océanos Atlántico e Índico se ubican en el centro de los mismos. Pueden alcanzar los 2.000 km de anchura y poseen 3 km de altura media. Para que una dorsal se forme es necesario que se concentre una importante cantidad de magma en la parte superior del manto terrestre. El aumento de temperatura en la zona provoca un adelgazamiento de la corteza y la aparición de un domo o hinchazón en la superficie, que constituye la...

Drumlin

Colina alargada, con forma de ballena, formada por sedimentos depositados por un glaciar. Pueden alcanzar 45 m de altura y cerca de un kilómetro de longitud. Su eje mayor indica la dirección en que el hielo avanzó antiguamente. Es habitual que los drumlins aparezcan en grupos, en ocasiones numerosos, de hasta miles de elementos, dispuestos paralelamente entre sí. En su estructura se diferencian diversas capas, resultantes de las sucesivas aportaciones de sedimentos efectuadas por el glaciar. Pueden encontrarse drumlins, entre otros muchos lugares, en el Estado de Nueva York, en la Patagonia, en Finlandia y en los alrededores del lago Constanza, en los Alpes. En Irlanda existen drumlins en un terreno que, tras la desaparición del glaciar que los formó, fue inundado por el mar, por lo que en la actualidad presentan el aspecto de islas.

Esker

Cordón de gravas y cantos rodados aluviales depositado por un arroyo que discurre por un glaciar. De forma general, las acumulaciones de materiales resultantes del transporte de las aguas de drenaje de los glaciares reciben la denominación de fenómenos fluvioglaciares. Éstos, a su vez, se dividen en yuxtaglaciares, en los casos en que tiene lugar dentro de la zona de acción del glaciar, y proglaciares, en que la deposición de los sedimentos se produce más allá del límite del glaciar. Los eskers son fenómenos yuxtaglaciares. Adoptan formas alargadas y a menudo discontinuas, disponiéndose estratificados los materiales que los forman. Pueden ser subglaciares, supralaciares y también englaciares, como resultado, en este último caso, de procesos de encajamiento.

Estuario

Desembocadura de un río formada por un único curso fluvial, de mayor anchura y profundidad que el resto del cauce. En sus orillas pueden formarse playas y sus aguas constituyen ricos ecosistemas biológicos. Los estuarios tienden a formarse cuando los ríos desembocan en mares y océanos con importante influencia de las mareas. Mientras la marea asciende, tiende a represar el agua del río, impidiéndole salir al océano; mientras que cuando desciende, arrastra consigo el agua del río, y con ella materiales del fondo y las riberas, contribuyendo al ensanchamiento del cauce en el tramo de la desembocadura. Son también característicos de costas sumergidas, en las que el nivel del mar ha ascendido en épocas pasadas hasta inundar la tierra. Si el agua penetra en valles, se forman rías y fiordos que, si desemboca en ellos algún río, pasan a convertirse en estuarios. Asociadas a estos accidentes geográficos aparecen marismas, que se inundan con el ascenso de la marea. Por regla general, el...

Falla

Fractura plana en una roca que aparece en la corteza terrestre a causa de las tensiones tectónicas. Como consecuencia de éste, una porción del terreno se desplaza respecto a la otra, pudiendo alcanzar tales desplazamientos notables dimensiones. La suma de desplazamientos verticales pequeños y graduales llega a conducir al cabo de largo tiempo a la elevación de cordilleras. Por otro lado, un desplazamiento repentino, producido cuando las tensiones tectónicas superan la capacidad de resistencia de las rocas, es fuente habitual de terremotos. Estas últimas fallas se conocen como sísmicas. La falla más famosa de este tipo es la de San Andrés, en California, responsable de numerosos terremotos en la zona, como el que sacudió la ciudad de San Francisco en 1905, con una intensidad de 8,2 grados. Por otro lado, las fallas de desplazamientos graduales reciben la denominación de asísmicas o reptantes. Las fallas se componen de un plano de falla, constituido por la superficie de fractura...

Golfo

Porción de mar u océano rodeada de tierra por tres de sus cuatro costados. Cuando es de reducidas dimensiones pasa a denominarse bahía. Los golfos se presentan en zonas de la costa formadas por materiales rocosos de diferente grado de resistencia, dispuestos perpendicularmente al litoral. Allí donde los materiales resultan menos resistentes al ataque del mar, se acentúan los procesos de erosión, y el agua va penetrando en la tierra hasta formar un golfo. Por el contrario, las partes resistentes a la erosión dan lugar a cabos y penínsulas. Ambos tipos de accidentes geográficos acostumbran a aparecer alternados, ofreciendo como resultando costas de trazado irregular. Mientras que la energía de las olas y las mareas se concentra en los cabos, en los golfos se dispersa. Por tanto el oleaje es en ellas más suave y propicio para la formación de playas en su interior. Ejemplos de golfos importantes son el de Vizcaya, situado entre Francia y España; el de Sidra, entre Túnez y Libia; el...

Isla

Porción de tierra totalmente rodeada de agua. Las islas pueden ser de reducido tamaño, caso en el que se conocen como isletas o cayos, o bien llegar a abarcar millones de kilómetros cuadrados, como sucede con Groenlandia. Pueden presentarse en ríos, lagos, mares y océanos. A diferencia de los continentes, todo el territorio que comprende una isla se encuentra sometido a un clima similar. Existen varios procesos capaces de conducir a la formación de islas. Pueden ser el resultado de una acumulación de sedimentos, de aporte de materiales volcánicos, de desprendimiento de una porción del continente a causa de la erosión y de ascensos del nivel de los océanos, que inundan las tierras bajas costeras, dejando sobre la superficie los terrenos elevados. Las islas continentales son las que se hallan conectadas a un continente a través de su plataforma continental. Es lo que sucede con Gran Bretaña y Sicilia, unidas a Europa; con Groenlandia, unida a Norteamérica; y con las Malvinas, unidas...