Burj Khalifa

    Edificio levantado en Dubai, Emiratos Árabes Unidos, el más alto del mundo en el momento de su conclusión en 2010. A modo de comparación, con sus 828 metros, el rascacielos Burj Khalifa prácticamente duplica en altura al célebre Empire State Building de Nueva York, que fuera durante años la más alta construcción erigida por el ser humano.

    Con un coste estimado en 1.500 millones de dólares, el Burj Khalifa (literalmente, «Torre del Califa») fue inaugurado el 4 de enero de 2010. La finalización de este complejo proyecto requirió el concurso de unas doce mil personas de una treintena de países, desde que se iniciara en septiembre de 2004.

    El edificio se enmarca en un espacio más amplio conocido como Downtown Dubai y fue diseñado, como arquitecto principal, por el estadounidense Adrian Smith. Contiene un amplio número de espacios dedicados a fines residenciales y está revestido por más de 28.000 paneles de cristal. La torre cuenta con 57 ascensores.

    La construcción de esta torre no estuvo exenta de críticas, dado que, durante su edificación, Dubai atravesaba un periodo de profunda crisis financiera. A ello se añadió el costo final de la obra, que superó ampliamente las previsiones iniciales.